27 enero 2009

Hotel, dulce hotel

Hace unas semanas me alojaron en un hotel para ricos. Más mono que era. Y qué limpito estaba todo, oye. Qué distinto de aquel antro mallorquín donde tuve que alojarme hace unos meses.
Supe que era de ricos porque había muchas estrellas dibujadas en un cartelito pegado en la pared y además había un señor vestido de primera comunión que servía para abrirles la puerta del coche a los clientes que iban llegando. Qué aburrido, ¿verdad...? y pobrecitos los ricos, tanto dinero para acabar así: impedidos. Ya ni recuerdan cómo funciona el complicadísimo mecanismo de una puerta. Para que luego digan que son más felices que el resto. Todo habladurías. Yo, sin ir más lejos, si me lo propongo, hasta sé abrir ventanas yo solito.

Aproveché mi estancia en ese establecimiento para descubrir cosas interesantes sobre los hábitos de conducta de la pintoresca fauna de los seres adinerados. La verdad es que me lo pasé bien haciéndolo y aprendí muchísimo. Por ejemplo, me di cuenta que los ricos no saben hablar alto y son capaces de emitir sonidos guturales, incluso cuando pronuncian consonantes fricativas o alveolares en locuciones como "osssssea", "fenomenalllll" o "essss un amooooor". Sí, ya sé que su lenguaje no se entiende muy bien, pero tras un concienzudo trabajo de campo, he podido elaborar un detallado diccionario castellano-rico, rico-castellano y gracias a él puedo decirte que las dos primeras expresiones significan, respectivamente, "es decir" y "¡cojonudo!". La última ya es más complicada. Según el contexto y el deje de la erre puede significar "es una persona encantadora" o bien "es un tontolculo". La erre, que da mucho de sí, ya ves.

Otra cosa que me llamó la atención del ecosistema de aquel hotel fueron los hábitos alimenticios de los individuos de esa especie. Hay que ver qué cosas tan raras comen los ricos. No sé tú, pero yo, si me tomo para desayunar un pudding de carne con una copa de champán, lo más probable es que deba dirigirme con urgencia al servicio público más próximo, para evacuar por algún agujero de mi agraciada fisionomía, la totalidad de tan curioso manjar.
Total, que como que los individuos de la especie Homo Sapiens Currantis, no tenemos diseñado el sistema digestivo para ingerir esas suculencias, tuve la osadía de pedirle al camarero que me sirviera (por favor, claro está) un café con leche y unos churritos. Me miró un poco raro, la verdad, como diciendo, "¿a quién se le ocurre tomarse un café con leche por la mañana...?". Si es que yo también...
Me los trajo, sí, pero ¡con cuchillo y tenedor! ¿alguien ha probado comerse unos churros con cubiertos? Si hasta saben distinto, ¿a que sí? Además, ¿cómo los mojas en el café con leche?

En fin, a lo que iba, que me enrollo, te me aburres y luego no quieres escuchar (o leer) lo que te quería contar. Resulta que al ver cómo funcionaba todo en aquel curioso lugar, al observar lo bien que viven los tíos que tienen pasta y al abandonar mi regio porte a esos lujos tan exquisistos, resulta que ya sé lo que quiero ser cuando sea mayor. Es que tenía un lío...
Cuando crezca quiero ser... ¡ascensorista!
Anda que no mola. Un trabajo de altura con vehículo de empresa y todo. Además, el amable ascensorista que yo tenía en aquel hotel, me dijo que no hacen falta demasiados conocimientos técnicos. Basta con saber contar, con llevar los zapatos limpios y con saber algo de metereología. Lo de los zapatos y lo de los números lo estoy mejorando, pero lo que llevo fatal es lo del tiempo. Sin ir más lejos, el otro día mi "infalible" intuición me anunció un día espléndido, con lo cual aproveché para tender la ropa... Ese mismo día, en Catalunya tuvimos vientos de casi 200 Km/h. El resultado es que mi mítico tanga de leopardo ondea en el balcón consistorial flanqueado por la Senyera y nuestra eterna rojigualda... ¡una vergüenza que me da!
Aunque te digo una cosa. Casi mejor, porque desde que me he enterado que a Jimñenez Losantos le gusta esa ropa interior, he decidido bordarme unos preciosos calzoncillos de perlé de color celeste. Que se fastidie el hortera ése.

En fin, ya acabo, no sin antes rogarte que si sabes de alguna academia donde preparen para las oposiciones de ascensorista, me lo hagas saber. Si apruebo, te dejaré subir y bajar en mi ascensor cuantas veces quieras. Ya verás qué juerga.

48 amigos lo mejoraron:

amor dijo...

pues no me importaría ser rico, a pesar de

Selma dijo...

En TV3 ayer comentaron lo del tanga...¡"Te lo juro por Snoopy"!
Y enseñaron la foto y todo, era de un "Fashion"! "O sea"( no Paloma, no)... conjuntaban perfectamente...

Yo ahora, te lo digo sin comillas: ¡Eres un amor! Te debo unas carcajadas SONORAS...

Un beso y una reverencia...

Nocheoscura dijo...

Fíjate, y yo que sólo quiero ser rico para poder comprar mi tiempo.

lys dijo...

Jajajajaaa! qué relato!! me he reído lo mio por que conocí a uno de esos elementos que se desayunaba un steak tartar. Yo creo que los ricos también lloran, pero menos.

Un saludo, es un placer leerte.

Ana dijo...

Con tanta información aportada además de soltar la consabida carcajada no podría asesorarte. Opositar para rico nunca me motivó demasiado y eso de subir y bajar tampoco, con caer y levantarme ya voy servida.
En fin mi querido Tan, medio mundo se rie del otro medio, como dirían mi madre y mis abuelas. Y que nadie nos robe la sonrisa, ni el viento ni Jimñenez, ni mis mojados pies.
Besos desde el jacuzzi municipal de Barakaldo.

Kiri_dido dijo...

Yo, por cuestiones laborales,suelo frecuentarlos...a los ricos digo...y sus hoteles.
Por lo general, me caracterizo por ser la hortera que se carga los sistemas más "táctiles" existentes en el mercado en lo que mobiliario de las habitaciones se refiere. Es más, tengo el honor de haber inaugurado el Hotel Arts de tu ciudad cargándome las cortinas porque yo venga darle para un costado y para otro y nada oyes. Hasta que un compañero de trabajo me dijo...mira que eres bruta, hay un mando a distancia para las cortinas a lo que conteste...AMOS NO ME JODAS. Y sí, lo había pero ya era tarde, me cargué el sistema. En cuanto me entere de algún cursillo acelerado de ascensorista, te aviso:-). Besos.

AF dijo...

Siempre me ha admirado la gente que sabe abrir ventanas, aunque he de decirle que lo verdaderamente difícil no es abrirlas, sino ver algo interesante al otro lado de ellas.

Un envidioso saludo.

De cenizas dijo...

¡Muy bueno! Una perfecta cariatura.
Gracias, he terminado el día sonriendo.

un abrazo

RGAlmazán dijo...

Que lo sepas, si abandonas el tanga de leopardo sin haberte hecho la foto...
Por cierto, ten cuidado con los churros que en esos sitios son de plástico.

Salud y República

C.Ruiz dijo...

Pues si lo tuyo es ser ascensorista, te recomiendo uno de los coloniales de El Cairo y en vez de hacer la asignatura "tiempo" tendrás que hacer la de "caida libre", pero que lo vas a pasar bien, segurito y con propina,eh?

Saludos!!!

Lunaria dijo...

Ea, pues ya sabes cómo es la estancia de los ricachones, pésima, aburrida y con todas las comodidades. Para no repetir verdad? :p
Un besote.

Gwynette dijo...

Que mono eres !!!! :)
..por qué será que nos sentimos incómodos en los sitios frecuentados por los ricos? o_O
Y Selma tiene razón!, yo también vi en el telenoticias de TV3, tu tanga colgado en la senyera del Ayuntamiento,decían que están buscando a los gamberros del ultraje para escarmentarlos con una sanción de la misma cantidad -o más!- que una noche pasada en tu hotel five stars. Uys! O_O

Petonets

PD: teníes rao amb el Face, es molt comecocos !

Nerim dijo...

Siempre se me olvida decirte que si quieres puedo hacerte unos calzoncillos de patchwork, pienso que te quedarían monísimos. O también a punto de cruz, te dejo elegir el dibujo y así tendrías dos, uno para los días de fiesta, el otro para la rutina diaria. Ya sabes, solo tienes que decirmelo.
Un fuerte abrazo

Marga Fuentes dijo...

Me encanta cómo escribes, me encanta tu blog. Si me lo permites, te seguiré. Un abrazo

almena dijo...

jajajaaaaaaaa eres genial
Cómo disfruto con ese especialísimo sentido del humor tuyo

:-))))

besos!

javi brasil dijo...

Si, Tän...En mi trabajo también tengo un@s cuant@s compañer@s que cuando hablan, me dan ganas de acercarme y decirles:

-Oye, perdona, pero se están cayendo las "eses" al suelo.

Pero en una cosa discrepo contigo. Que alguien hable sin elevar la voz y sin gritar es digno de admirar. Aunque sean ricos.

Peritoni dijo...

He consultado La Guía de estilo de nuestra Nati y dice que (a parte de querernos a todosh porque es muy humana) los churros se pueden comer con las manos e incluso mojar en el chocolate ( de café olé no dice nada...).

Lo del ascensor...salvo que fuera panorámico, no sé, muy encerrado para mi.
Suerte.

Tu Vecina Day dijo...

jajaja Tänh genial!eres mi ídolo ;).. que no solo le alegras el día a quién pase un ratico por aquí,sino también le haces recordar cositas que no se cuentan asi de fácil jejejeje..

pd:Puedes creer que trabajé hace añales en un hotel donde el ascensorista me ha llamado para reclamarme que si por favor podía cambiar mi ruta de llegada al trabajo ya que cada vez que pasaba por el lado del ascensor,este se abría y cerraba en cuestión de segundos y el pobre tenía sueños recurrentes con esa "desconocida" a quien veía en un abrir y cerrar de...puertas tooodos los dias jejejeje.

Besossss.

Tu Vecina Day dijo...

pd:a esta hora y soñando con tus churros ya no sé más como es el asunto de los ÖÜÄäüäü de Tanhäuser..jejeje pobre de mí :( jaja

raindrop dijo...

jajajaj me ha hecho gracia hasta la etiqueta "fauna con pedigrí" ;D
Sólo a ti se t'ocurre codearte con la flor y nata de la jet (jet, por la jet-a que se gastan). Ahora llegas y resulta que quieres ser ascensorista. Pero ascensorista de hoteles fisnos, no de las minas asturianas. aisssss la próxima salida me la haces en tienda de campaña y verás qué bien está comer con las zarpas. Que para ricos-ricos los churros y luego chuparse los dedos :D

jajaja te sales

un fuerte abrazo

Lucía dijo...

La juerga ya la he tenido leyendo el post, no te digo con que cara me miraba mi marido mientras me carcajeaba. Al final me dio pena de él y le dije: anda ven pa'ca y lee que esto es pa morirse.
Por lo más quieras, aprueba esas oposiciones a ascensorista, que me quiero dar un viaje de esos.
Un abrazo.

__MARÍA__ dijo...

¡¡¡¡Con lo que me gusta a mí un hotel de lujo!!!!
Después me da hasta vergüenza que una rojaza como yo vaya a esos sitios, pero es que es un vicio, que ojala me pudiera permitir a menudo...
Besos

sinespacio dijo...

Me ha parecido interesantísimo tu blog, lleno de estilo propio y con unas ganas envidiables.
Volveré seguro.
Un saludo

dijo...

Pero, ¿el ascensorista que conociste decía la planta cuando se paraba el ascensor?

maite dijo...

con tus descripciones se visualiza todo a la perfeccion, jeje

Umma1 dijo...

Me quedé intrigada...
Ese "señor vestido de primera comunión", solamente abría las puertas, o también entregaba estampitas?

SAFIRO dijo...

Genial!!
disfruté con tu relato,
y en cuanto a los churros con cubierto, pienso que es simplemente porque no han descubierto el placer de mojarlos en el café con leche, y es mejor que no lo descubran, porque entonces, se pondrán de moda y costarán un dineral.

Isabel dijo...

Ossssea, que no te mola... pues hubiera jurado por Snoopy que sí ;)
Besos.

:-) dijo...

Hola, que buen rato, me he reído un montón, osea, jaja. Lo de los churros ná con la manita y a mordiscos que es como saben mejor, eso que se pierden. Mirate a ver en el CCC que ahí hay cursos pá tó. Me apuntó si lo consigues a la juerga de subidas y bajadas.
Saludos.

Bettina dijo...

No hace mucho pasé por una "estupenda" experiencia parecida pero de no tantas estrellas y me divertí como loca igual que tu. Hay que ver hasta donde llega la estupidez humana en algunos casos...
Lo de los churros, mejor con la mano, idealllll(l con acento catalán, si es posible).
Lo de volverte ascensorista, yo me lo pensaría... Sabes lo que es andar subiendo y bajando a "esa" gente? Ufff...
¡Me quiero cortar las venas! Debo haber sido la única que no ha visto los calzones de Jimenez Losantos!!!!!!!!!!!!!

Efter dijo...

Tienes razón, un trabajo genial, hacerles bajar todo el día los humos a esos ricachones, y tener el poder para pulsar la campanilla MUAJAJAJA :D

Selma dijo...

Tan!!
He respost, encantada, a la teva pregunta... ;-) la tens a la Haima...

Petonets...

Arwen dijo...

Pos yo que quiés que te diga, pero casi que prefiero ser de mayor rica, aunque me vuelva un poco tonta y no sepa abrir puertas... Así no tengo que mejorar ni en los números, ni, sobre todo, en llevar zapatos limpios, ¡que me da una pereza! :D Me ha encantado.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Yo me voy a bordar una pantaletas!!!jaja!
Avisame si consigues este trabajito...Habrá espacio for export? El tonito argentino podrá sonar requetebien en un hotel cinco estreyas

Besos!

Maritoñi dijo...

Siento mucho lo de su tanga de leopardo. Academias pa este trabajo tengo entendido que son muy duras, demasaido botón "clítoriano". Por le mesnos debes estar en la categría al más seductor.

Athena dijo...

Ja, ja, ja

¿Unos calzoncillos de perlé? Uy que rozadura?

Besos

abi dijo...

Y qué hacías por ahí todo perdido? Si es que te metes en cada una...

Tanhäuser dijo...

Voy un poco pilladillo de tiempo. Esta noche, cuando llegue a casa, os prometo que contestaré vuestros amables comentarios.
La madre que parió a Cronos... Menuda semanita.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Interesante experiencia... aunque no sé yo si me atreveré a probarla... es que yo eso de los churros con cuchillo y tenedor...
Besos.

PIZARR dijo...

joooooo... Tan... !Cuanto tiempo sin visitarte! Con la falta que me hacen las risas que echo contigo.

Anoche me puse a contarte, como me pedías, largo y tendido a través de un correo, porque la cosa no es para menos y cuando le di a enviar... ZAS........ se envió... vamos se debió de enviar, lo que no se es donde porque no está en enviados.

Ultimamente hago cosas muy raras, por lo tanto tampoco me extraña.

Intentaré contarte a lo largo del finde.

Un besito y gracias por ese humor

Random Harvest dijo...

Lo mejor de ser ascensorista e sque te vas a enterar de un montón de cotilleos y vas a saber quién le toca el culo a quién en privado. Eso no tiene precio.

Yo soy de desayunar leche con galletas. Es que estos ricos no saben ni comer.

Mae dijo...

ay, la vida de los ricos...
Con lo buenas que están las tostadas que me como en el bar de mi familia con manteca colorá!!! ummm.
Y eso de que me abran las puertas, es que no va conmigo, pero será que como una no está acostumbrada.
A los hoteles que vamos los de "a ford te encuentras cada perla que no veas.
En fin, que una vez al año no hace daño, pero por favor.. los churros, con las manos, jijiji.
BEsos Tan.

Khumeia dijo...

Por acá podés hacer la Licenciatura de "Ascensorista" con Major en Meterología y Minor en "Lustrado impecable de zapatos". Claro que sale carísimo, pero por ahí conseguís una veca... ¿Tus notas de secu llegan al 90%?

Tanhäuser dijo...

Amor
De acuerdo, pero mucho mejor ser ascensorista, ¿no crees? jejeje.
Un abrazo

Selma
¡No fotis! ¡Mi tanga! Con lo que hemos vivido él y yo. Qué penita más grande. De todas formas, espero que los del ayuntamiento no me suban el IBI por culpa de este pequeño incidente.
Besos, guapísima. Eressss fenomenalllll.

Nocheoscura
Tenga cuidado con lo de comprar tiempo, que con la crisis, lo tienen a precio de saldo, úlñtimamente.
Un abrazo

Lys
¿Ves como desayunan raro? Si es que yo creo que no son humanos del todo.
Abrazos

Ana
¿Desde el jacuzzi? ¿Tanto llueve? jejeje
Y sí, hija sí, vamos a reírnos un poquillo, porque la cosa está complicadilla últimamente.
Besos grandes

Kiri_dido
Si es que no se te puede dejar sola, Kiri, jolines ya. Menudo estropicio. Sólo te faltó tirar de la cadena del váter después de haberlo usado... ¡qué me dices! ¿que lo hiciste?
Besos

AF
Pues no se crea que uno es muy apañao y además de abrir ventanas, hasta sé limpiar los cristales. Como los chorros del oro tengo los de mi casa.
Un abrazo de los grandes.

MORGANA dijo...

Yo se de un sitio donde te preparan para ascensorista...mmm, en un curso intensivo, master de ascensorista.
besos arriba es abajo

Tanhäuser dijo...

De cenizas
me alegro que haya sido así, querido amigo.
un abrazo

RGAlmazán
de plástico y de cosas peores, querido Rafa.
Un abrazo

C. ruiz
¡Anda! ¡qué buen consejo!
Voy a informamrme, a ver qué tal.
Abrazos

Lunaria
Pues no te creas pero me lo pasé bien. Toda una experiencia.
Besos

Gwynette
Yo no me siento incómodo en esos lugares. Son ellos los que se incomodan al observar mi perplejidad ante sus conductas. Es que son muy suyos, ¿sabes?
Lo del tanga me va a costar unas vacaciones en Guantánamo. Ya verás.

Tinc una mica descuidadet el Face. Es que m'estic desintoxicant de les meves adiccions més perverses.

Petonets, maquíssima.

Nerim
Hombre, lo de los calzoncillos de patchwork es toda una tentación. ¿Con rajita por delante para poder hacer pipí comodamente?
Un abrazo enorme, laboriosa amiga mía.

Marga Fuentes
Por favor, ven cuando quieras. Será un honor y un placer para todos.
un abrazo grande

Tanhäuser dijo...

Almena
nada es comparable a esas fotos tan chulas con las que nos deleitas y con esas historias tan bellas con las que nos embriagas, querida Almena.
Besos

Javi Brasil
Coincido contigo en todo: en lo del tono de voz y lo de los conocidos que padecen esa disfunción con las "essses".
Un abrazo

Perotoni
Gracias por tu aportación, querido Peritoni. Me has quitado un peso de enecima. Es que me había quedado la sensación de ser un ser incivilizado al comerme churros con las manos.
Un abrazo (y a la Nati otro).

Day
pobre ascensorista. me lo tenías loquito.
Supongo que le preguntarías a qué hora acababa el turno para invitarle a un café, ¿no? Quién sabe, lo mismo sería el inicio de una bonita historia con final incierto.
Besos

Raindrop
Es que lo de ser ascensorista tiene su aquél, no me digas que no.
Todo el día hablando del buen tiempo que va a hacer. Uf, una juerga.
Un abrazo.

Lucía
¿tan poco quieres a tu marido que le obligas a leer blogs infumables como éste? Si es que el matrimonio ya no es lo que era. Pobrecito mío.
Cuando apruebe te invitaré a dar una vueltecita en mi ascensor. Espero que la disfrutes.
Abrazos

María
Yo me he alojado alguna que otra vez en algún hotel de postín, pero nunca en uno tan "fisno" como éste. hasta crema exfoliante, había en el cuarto de baño. Un lujazo, oye.
Besos

El Analista dijo...

Ah mi amigo, de prestado en un mundo desconocido, que bien lo suyo, eso si es sumar experiencias

 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...