12 noviembre 2010

El balcón


Cuando era niño, solía refugiarse en los silencios de la noche para asomarse al balcón y mirar las estrellas.
Mentalmente, las unía con sus diminutos dedos y jugaba a dibujar en el cielo, seres que otros niños no sabían comprender.


Dibújame un sueño y te daré un mundo, le dijeron aquellos ojos vestidos de luz.

Era tanta la dulzura que éstos vertían sobre él y era tan limpia aquella mirada, que vació el firmamento de estrellas e inventó mil colores nuevos para crear un cielo distinto que sólo ellos supiesen ver.


Hasta que un día, esos ojos se apagaron para él.
Y cuando quiso regresar a su balcón, se dio cuenta de que las estrellas aún seguían allí pero él ya había crecido demasiado y sus dedos eran ya tan grandes que, irremediablemente, las tapaban al intentar unirlas de nuevo para dibujar aquellos seres, que tiempo atrás, sólo él había creído entender.


37 amigos lo mejoraron:

Nerim dijo...

Precioso, emotivo y con tanto significado, que se me han aguado los ojos.
Un beso

RGAlmazán dijo...

Querido Tan, siempre se pueden encontrar estrellas a la medida de las manos, por grandes que éstas sean. Es cuestión de buscar y de mantener la ilusión.

Salud y República

Dragonfly dijo...

Awww... a veces "cómo duele crecer"

Besos ;)

MABANA dijo...

Como todo lo que tu haces, me ha encantado...

Dulce, nostálgico pero sobre todo sentimental...

Espero que estés bien...bss

Anónimo dijo...

Seguro que esos ojos tienen la luz de antes. Sólo tienes que encontrarla de nuevo. Busca bien y encuéntrala. Tal vez entonces podrás volver a dibujar esos seres de tiempo atrás.

Un beso.

María dijo...

¡Qué emotivo es este recuerdo!
Estoy con Rafa en que siempre hay estrellas para tus manos. Sobre todo porque te las mereces.

Buen fin de semana Tan.

Yuria dijo...

Amigo, las estrellas siguen ahí, con luz. No importa hacer dibujos o no en ese cielo. Importa saber que seguirán saliendo las estrellas y nadie puede evitarte contemplarlas.
Un besazo.

Qalamana dijo...

Precioso Tann... y los sueños siempre se pueden dibujar!

Belén dijo...

Las estrella están siempre en el mismo sitio, otra cosa es el lugar que iluminan ;)

Besicos

Anónimo dijo...

Volvamos a Tagore del revés:
Si lloras por haber perdido las estrellas, las lágrimas no te dejarán ver el sol.

REGOTA

evaglauca dijo...

Precioso, siempre he admirado a los niños que miran a las estrellas , estoy convencida que el niño de tu relato , podrá trazar su mapa de los sueños en su universo.

Un abrazo Than

zel dijo...

Decididament, Tan, has iniciat una etapa preciosament poètica, preciosament sensible. Un petó!

zel dijo...

Decididament, Tan, has iniciat una etapa preciosament poètica, preciosament sensible. Un petó!

Elisabeth dijo...

Dice que en esta vida hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro...Creo que te ha llegado el momento de esto último.

Como digo siempre,mejoras con la edad.

Alejandro Kreiner dijo...

Añoramos la infancia... desgraciadamente nunca volverá.

Saludos.

Su dijo...

"Alles wird wieder gut" hat meine Mutter immer gesagt... ánimo!

Abril Lech dijo...

Coincido con Su en que todo mejorará y siento lo de tu mami... Leerlo fue sentirlo como un dolor bien definido y profundo en el pecho, porque conozco ese tipo de miradas y las manos que de niños cubrían las nuestras y de grandes... Qué te digo! He vaciado en estos días el departamento de mi abuela, he visto la despedida tierna y conmovedora de sus hijos de aquella cosas que silenciosamente la nombraban y estoy tan sensible con la despedida que implica desprenderse de todo objeto sacramental que le perteneció, que me sitúo frente al niñito en el balcón y añoramos juntos. Un abrazo...

Abril Lech dijo...

En realidad... no se por qué pensé que se trataba de tu mami, tal vez por la referencia de Su a la suya, como fuera... crecer es perder...

gonzalo dijo...

abrazos.

Su dijo...

Abril, es cierto, cualquier pérdida es dolorosa. Y las palabras de mi madre siempre me servían de consuelo... Un abrazo. También a ti, Tann.

abi dijo...

Tus últimos posts son un poco tristes. ¿Te encuentras bien?
Un beso

Freia dijo...

Pues todavía no es tarde para empequeñecer esas manos y trenzar de nuevo las redes de estrellas.
Quizá ahora más que nunca, necesitamos saber que podemos volver a hacerlo.

diminuto blog dijo...

Los dedos diminutos se me antojan inmutables.

Polvorilla dijo...

Hola Juanje, hace mucho que no me paseo por el barrio por cuestiones que ahora no vienen al caso, de todos modos, hoy nuevamente me sorprendes con este escrito tan sentido y bello, puesto que hay que sentir para poder tener la actitud y creatividad.
Gracias por darnos pequeños destellos de luz que tanto necesita nuestro corazón.
Un fortísimo abrazo y un beso grande cómo tu.

Freia dijo...

Felicidades, Tan, por esos cuatro añazos del Forsì
Y mil besos gordos

Avellaneda dijo...

Precioso y encantador Tan, y no sabes cómo me resulta hasta cercano ese relato tan emotivo. Quiero volver a leerte más a menudo compañero.
Un beso grande compañero

Avellaneda dijo...

Por cierto ¿he escrito "compañero"? Ays perdona hijo es que la literatura me repite un poco últimamente ;)

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Tan, aprofito aquest dia de Nadal per felicitar.te.Una abraçada

Fattyec dijo...

Hermoso... tierno... apetecible...
Feliz Navidad querido Tanh!!!
Que tus dias sigan llenos de magia y de descubrir...
Un abrazo,
Fatima

Freia dijo...

Feliz Navidad, querido Tan

alma dijo...

Cuando los ojos se apagan se llevan consigo el recuerdo de las estrellas que vieron

MABANA dijo...

FELICES PASCUAS!!

DaliaNegra dijo...

queremos recuperar la magia y a veces es difícil y desolador.Pero espero que no imposible.Un beso,Tan***

Varekai dijo...

Donc, nous devons toujours prendre soin de l'enfant en nous.

Baisers et des caresses mon cher JJ

Yuria dijo...

+Qu'e pasa con tu blog_ +Ya no lo sigues_ el teclado no me respeta, perdona.
Se te echa de menos.

Feliz A;o.

María dijo...

La verdad Tanhäuser,

no tengo ni idea de como he venido a parar aquí, pero ya que estoy aunque a lo mejor tú ya no te pases si quiera por tu blog, quería decirte que es preciosa la historia que acabo de leer.

Yo creo que ese niño que dibujaba seres imaginarios lo seguimos llevando todos dentro, sólo que no lo buscamos casi nunca... pero sigue ahí, si estuvo una vez ese niño jamás se va... ojalá mi enana y tu enano se encuentren quizá puedan compartir historias de sus seres imaginarios...

Un beso para ti y para tu niño, donde quiera que estéis cualquiera de los dos...¡¡ojalá estéis bien!!

mygdalom dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...