06 noviembre 2010

Cambio de reglas


Pensaba que jugaba al parchís cuando se dio cuenta de que no era más que un simple peón en un inmenso tablero de ajedrez.
Lo malo no fue que ahora no entendiese las reglas. Lo peor fue que sus ojos se habían acostumbrado tanto a los colores, que ante tanto blanco y negro, sus pupilas sólo supieron ver un eterno horizonte pintado de gris.

21 amigos lo mejoraron:

zel dijo...

Jollons, Tan, aquest post/apunt/minobrad'art em fa pensar que potser estem una mica tristois? O no...

Martine dijo...

Una abraçada de colors d'aquesta ex-Nòmada... ;)

Anónimo dijo...

insuperable en la risa y en el llanto...

Steki dijo...

Hola, Tancito! Qué lindo cambio de look que hay por aquí. Un lindo post, breve y algo triste.
Molts petonets,
STEKI.

J.G. dijo...

la imagen de por sí es muy significativa

AleMamá dijo...

Estos días la tristeza te sale por los poros.

Sí, parece que te cambiaron las reglas del juego pero, si es lo que por desgracia pienso, esas eran las reglas y ampliamnete aceptadas por la sociedad, ¡y tanto que se ha dicho que son injustas, que olvidan juramentos, compromisos solemnes y más! pero dale que dale, han hecho caer barreras que obligaban a pensar dos veces y, mientras se pensaba, muchos problemas se arreglaban "solos"; era cosa de tiempo y paciencia.

Deseo desde el fondo de mi corazón volver a tener a nuestro Tan alegre y con todo en orden.

Si me equivoco, perdón.

RGAlmazán dijo...

Amigo Tan, el ajedrez es compatible con el parchís. Además hay tableros de color. Y tú, seguro que lo sabes, un peón pude ser en ciertos momentos la pieza más importante del tablero, y además a mí siempre me han caído bien los peiones.
Un abrazo, amigo

SAlud y República

Athena dijo...

Pero ¿ya es seguro que era un peón? Porque a veces nos hacen creer algo que no es cierto.

Un abrazo por si el post no es mera coincidencia con la realidad.

Ruth dijo...

Pase lo que pase, ¡mucho ánimo!

Yuria dijo...

Pues, este texto me parece buenísimo por lo reflexivo.

Me encanta volver por aquí.
Un beso.

Belén dijo...

Pobre, lo entiendo perfectamente... el descubrir que todo es blanco o negro es algo que duele al principio...

Besicos

Isabel Romana dijo...

Y, además, un gris sin matices. Ay, querido, que somos jueguetes de alguien... Un abrazo enorme.

Cyllan dijo...

Se me ocurre metáfora de tantas cosas tu reflexión. Por ejemplo, un homosexual coartado o encarcelado. O también un país en el que se llegó al bipartidismo.

Zafferano dijo...

Te apuesto lo que quieras que el día menos pensado vuelve a salir el arco iris...

Besos

Su dijo...

Con el tiempo tus ojos volverán a divisar un horizonte de color.

Fattyec dijo...

Tu post, hace que piense en el mio... no olvides sonreir... a pesar de la tristeza...
Un abrazo,
Fatima

Tormento dijo...

Tú no eres un peón.
Y por lo tanto no debes consentir que te traten como a un peón.

He dicho!!

Sinceramente, esto me inquieta más de lo que quisiera admitir.

Yo te mando un beso de momento, por si te sirve de consuelo, una caja de Plastidecor y otra de Carioca para colorearlo todo a tu conveniencia y suscribo con mi adorado W.A: Die Strahlen der Sonne vertreiben die Nacht.
Por experiencia. No hay mal que cien años dure.

Beso!

Anónimo dijo...

Seguro que los colores están debajo del gris. Seca tus lágrimas y verás como brillan.

Abril Lech dijo...

Qué bueno que se acabaron los extremos! A disfrutar de la variedad de los nuevos tonos y costumbres! Todo es oportunidad.

Varekai dijo...

Une fois, j'ai dit à quelqu'une...êtes ma lumière, mes couleurs, mon air, vous êtes la vie de ma vie.

Et tout a changé.

"Cambio de reglas"? oui, et j'en oublie.

Candidatos concejo dijo...

En ocasiones me siento así como una ficha de ajedrez, me siento haciendo movimientos que aveces ni se con que objetivo.

 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...