21 agosto 2007

Filosofía estival

Qué pereza ¿no? Esta mañana me he levantado con ánimo hiperactivo. Eso significa que me he dicho, "Tanhäuser, ya está bien de que el esfuerzo intelectual más serio que hagas a lo largo del día sea decidir con qué dedo te rascarás la barriga hoy". Debe ser que como tengo un trastorno pentapolar (lo de bipolar no tiene tanto glamour), mi quinto "yo", el filósofo, ha puesto a trabajar a los otros cuatro y entre todos hemos hecho un brainstorming veraniego que no veas. Agotaditos hemos quedado. Eso es terrible porque nos ha dado por hacernos preguntas tontas y en algún caso, hasta hemos encontrado la respuesta. De todas formas, para evitar las agujetas en los dedos de tanto escribir, ya dejaré para otra ocasión el compendio de las profundas reflexiones que hemos llevado a cabo. Hoy, sólo me encuentro con fuerzas para anticipar algo. Qué vago soy, por favor.
Ahora resulta que en las playas no se puede fumar. Bien, se puede, pero lo que no está permitido es enterrar la colilla en la arena. La verdad es que me parece muy bien. Luego te salen los castillos de arena llenos de Marlboros y no te queda tan logrado el puente levadizo. Además el olor a nicotina se mezcla con el olor a suavizante de tu toalla y es un asco.
Parece ser que la medida obedece a que, además de ser poco higiénico, me han dicho que una colilla tarda en destruirse ¡50 años! que digo yo, sí que le cunde el tabaco a algunos ¿no? No obstante, lo que me ha llamado realmente la atención de todo esto es.. ¿quién es el pardillo al que le ha tocado comprobar eso? Es que no es para tomárselo a guasa, porque cincuenta años mirando una colilla hasta que se autodestruya, se me antoja un pelín aburrido. Mi amigo JB, que tiene berenjenas momificadas en el frigorífico, te puede decir lo
que tarda cualquier hortaliza en desintegrarse por los siglos de los siglos (Amén), ya que su nevera alberga exóticas especies de verduras (algunas de ellas se extinguieron en el Cretácico), en avanzado proceso de descomposición, pero... ¿una colilla? Creo que es un tema interesante y que dará mucho juego para alguien que quiera hacer un estudio riguroso sobre ello.
Y es que esto de medir el tiempo siempre nos ha obsesionado en verano y el que diga que no y que esconde el reloj, miente como un bellaco o bien lo ha perdido y no quiere reconocerlo para evitar la bronca de su mujer con su "Claaaaro, como que te lo regaló mi madre".
Uno de los traumas infantiles que todavía no he superado, entre muchos otros, es el de (ufff, ni me atrevo a pronunciarla)... la digestión. Sólo pensar en esa palabra se me ponen los pelos como escarpias (¿alguien sabe lo que es una escarpia?). En mi casa, la digestión duraba la friolera de... ¡tres horas! Debe ser que como que mis padres tienen 6 hijos, estamos hechos de una pasta diferente al resto de los Homos Sapienses Sapienses (¿has visto que pedazo de plural que me he marcado?). A mí me intrigaba mucho por qué mi amigo Serafín podía bañarse en la piscina tras haber transcurrido tan solo hora y media después de comer (claro, como que era hijo único el muy mamón). Pues en mi casa no funcionaba así. Resulta que tras ingerir el último trozo de sandía que te habían puesto de postre, mi madre ponía en marcha ese cronómetro biológico que tienen todas las madres y que les indica con precisión suiza entre otras cosas, el tiempo que hace que no te limpias las orejas, los días (o semanas) que lleva un calcetín usado debajo de tu cama (y sin necesidad de olfatearlo) o las semanas que hace que almacenas tu camiseta favorita en el armario, para que no se esfume el perfume de aquel pibón que conseguiste rozar aquella vez en el autobús. Y ojo, que para mi madre, tres horas significaba tres horas, es decir, sus ciento ochenta minutitos sin descuento alguno e indepedientemente de lo que hubieras comido. Yo estoy por pedir que declaren a esas tres horas una constante absoluta del universo. Sí, ya sabes, el número de Avogrado, el magnetón de Bohr, la velocidad de la luz, la constante de gravitación universal y ahora la cronodigestión de la madre Tanhäuser. ¡Qué horror! Yo creo que por eso nunca me he comido las uñas. Imagínate que me ve mi madre. A las 4 y media te muerdes la uña del meñique y ¡hala! hasta las 7 y media no te bañas: a pasar calor y a aburrirte.

Yo ahora voy a la playa a bañarme y a tomar el sol. Antes también, pero ahora me esmero en que se me note ya que como que tengo 40 tacos, no quiero que nadie piense que miro a las señoras en topless, que luego me llamarán viejo verde y francamente, ese color desentona mucho con el precioso bañador que me he comprado. Como que tomar el Sol es muy aburrido y además te quemas, me dedico a nadar y a observar los fenómenos que ocurren en nuestra querida y concurrida Costa Brava. Por ejemplo, creo que ya he entendido por qué la temperatura del agua es ligeramente más alta en un entorno inmediato de esa señora mayor de peinado impecable y uñas rojo carmesí, que se introduce en el agua hasta la tripita y simulando leves saltitos, dibuja en su cara una expresión de alivio. No es que el agua esté más caliente porque haya entrado con un cigarrillo encendido para no dejarlo en la arena. Simplemente es que se hace pis. Sí, sé se suena poco convincente porque al preguntarle a cualquiera si micciona en el agua del mar, todo el mundo te dice "¿Tú quién crees que soy, el Manneken Pis?" Así que todavía no puedo elevarlo a Ley de la Ciencia y reconozco que tan solo es una conjetura, pero creo que mis estudios van por buen camino y que podré disponer de pruebas definitivas al final de este verano. A ver si me cae el Nobel de una vez, que la hipoteca achucha.
De todas formas, si tengo razón y teniendo en cuenta la frecuencia con la que estas personas repiten ese ritual (la cistitis, que "é mu mala"), el volumen de residuos humanos que se vierten al mar en una jornada debe ser considerable ¿no? A lo mejor eso explica la ausencia de mareas en el Mediterráneo. No obstante, para este fenómeno creo que he encontrado una explicación más plausible (no sé lo que significa esta palabra pero me hace ilusión ponerla). Si os dicen que es debido a que el Mare Nostrum (y Vuestrum, que no hay que ser egoísta) es demasiado pequeño o cosas así, no os dicen la verdad. La razón real es la cantidad de salvaslips por metro cúbico que te encuentras en nuestras cristalinas aguas. Claro, como que ahora los hacen tan absorbentes, ¡a la porra la marea! De hecho, tengo entendido que hasta las medusas los usan para hacer surf y que por eso nos visitan tanto. Es lo que tiene la Naturaleza, que todo se aprovecha.

45 amigos lo mejoraron:

Yedra dijo...

Pero que ascazo! ¿Como se pude ir con salvaslip a la playa? a 40 grados y ese plástico celulosoide y antitranspirante ahí pegado...

A mi lo de fumar, como no fumo, no me afecta o si, me afecta positivamente porque se reduce el riesgo de tener que tragarme una bocanada de humo de otra persona con lo desagradable que resulta para el no fumador, pero lo de ls colillas ni que se prohiba ni que no se prohiba, la gente tiene que ser menos cochona y ni tirar colillas, ni bolsas, ni botellas de plástico (¿podríamos prohibir entonces beber agua en la playa? y por supuesto nada de residuos sólidos flotando en el mar que más de uno ha soltado despues de su digestión y que yo me he encontrado alguna vez cual medusa flotando a mi lado. Y esque a veces, en la playa hay quien sólo se diferencia de los animales por el pestazo a coco que suelta al pasar.

Maripuchi dijo...

Ay, Tan, es que somos unos auténticos cerdos!!!!!
Una vez, mientras me bañaba, me encontré flotando en el agua un truño.
Alucinante.

Landahlauts dijo...

Yo también tengo un trauma infantil con las esperas para hacer la digestión. Dos horas era lo mío (dos hermanos, en nuestro caso). En cualquier caso se hacían eternas y calurosísimas.

Un saludo.

MaryLou dijo...

Prohibir fumar, no diría yo tanto, por ser un espacio abierto, pero que todo el mundo lleve cenicerillos de esos que se clavan en la arena y que luego tiren las colillas a la papelera, es lo más civilizado.

Por cierto, años ha, en Premiá de Mar y en Platja d'Aro, habían dado de esos cenicerillos, de los que en mi casa tenemos uno cada miembro fumador de la familia, pero hace ya tiempo que no los he visto por la playa...

Es una gozada llegar prontito a la playa, cuando hay muy poca gente, y encontrarte la arena limpia...

Freia dijo...

Pues yo recuerdo que en tiempos, cuando fumaba, tenía un cenicero de cerámica en forma de cono y con tapón de corcho, del mismísimo La Bisbal, oye y fumaba lo que me apetecía sin engorrinar nada. El vicio lo dejé hace 10 años, pero el cenicero sigue ahí por si alguien se decide a ser limpito.
Lo de la cronodigestión debía de venir de serie en las madres de hace 40/50 años. La mía nos torturó con las dichosas 3 horas hasta que mi hermano se fue a la mili.
Besazos,

Mae dijo...

aayyyyy Tan, tu siempre tan objetivo..
Por cierto, a mi me hace falta un desdoblamiento de esos para poder terminar el verano, me dices como se hace??
ja j aja, en mi casa la digestión duraba 2 horas, las mas largas de todo el día en las que nos dedicábamos a hacer castillos con fosas alrededor para que fuese entrando el agua...
y lo de las colillas, me ha parecido alucinante..50 años??? Madre mia!! Me queda el consuelo de saber que por mi parte no hay colillas en la playa ya que no voy xDD.
y lo del pis en el agua es discutible, como lo del pis en la ducha. Hay gente para todo...
BEsos-

Gwynette dijo...

Uy, mi madre también era de la la disciplina de las tres horas..y nos tirábamos tres meses en la playa!..cuantas horas perdidas sin remojo, Señor!
Por cierto,la tiburona de Tarragona ya ha sido "pescada"..se habría acercado a la costa buscando un salvasilp?..no sé yo siii...

Petonets d´estiu

aminuscula dijo...

Mi filosofía estival me dice que mejor no pensar en determinadas cosas, en donde te bañas, por ejemplo. Creo que el calor aprieta tanto justo para impedirnos pensar en lo que no debemos.

Un beso

Darilea dijo...

Será por eso que a mi me gusta tanto la montaña jajaja y cuando voy a la playa prefiero la noche, jaja dicen que los gatos son pardos ;-) y ojos que no ven corazón que no se sorprende jaaja uy era así o era... Uysss esto del calor me va derretir la mollera.
Muackkkkkkkkkk vecino.

Churru dijo...

Dices verdades de la vida como puños de gigante. La digestión es muy traumática para los críos en verano, casi tanto como el agua de las piscinás de los niños para los adultos...Bueno, más que el agua, su temperatura. Como la señora gorda :)

Marina dijo...

Hola eres bien explicito y comico con tu comentario... Un problema mundial, por aca tambien se observan esos atropellos contra la naturaleza... Triste... En lo del tiempo de digestion algo exagerado pero tiene su razón de ser, gracias a esa espera y a esos cuidados tanto ellos como ahora tu, pueden apuntarse un margen de vida mas largo.. algunos hoy dia no respetan el organismo y cual maquina lo funden en poco tiempo...
Saludos

Alemamá dijo...

De regreso al mundo "real" de los blogs, ¿eh, Tan? y diciendo eso que todos sabemos, pero nadie quiere decir, salvo mi marido que por alguna de esas líquidas razones no lo metemos ni muerto a una piscina. Se muere de asco.

Saludos, amigo, que llegues repuesto a rascarte la barriga a Barcelona.

Qalamana dijo...

La verdad es que lo de no poder fumar en la playa es buena idea... y lo de las necesidades fisiológicas y de más un verdadero asco!!!

Gasta cuidao con los tiburones y más, y no me refiero a los "chuloplayas" que van con esos mini bañadores de nadador de lo más ridículos...

Hanna dijo...

Yo aburrida estava y tu tan inspirado y humorista con todo, que me parti de la risa.
Gracias.
Hanna

Nerim dijo...

Pues yo me negaba a comer para no pasarme 2 horas mirando a las musarañas, entonces me inventé que si comia con los pies metidos en el agua,no me daría un corte de digestión y como era tan delgadita, no tuvieron más opción que permitirmelo.Mi hermana y mis primas lloraban sentadas en la arena sin ningún resultado positivo.
Celebro tu vuelta.
Un fuerte abrazo
Nerim

Max dijo...

Tres horas!!! si cuando han pasado ya tienes hambre otra vez, y que malo ir a nadar desfallecidito! jajaja
Por cierto que casi prefiero encontrarme el tibu ese que merodea por vuestra costa que la tabla surf para medusas o similar, puaj.

Viuda de Tantamount dijo...

No sabes que curiosidad me despierta el buen JB¡¡

Somos unos canallitas. Cómo crecreran nuestros hijos si no les damos 4 horas para hacer la digestión¡¡¡

B x C

Tanhäuser dijo...

Yedra
Eso mismo digo yo. Debe ser hasta incómodo esconderlo en la

braguita del bikini ¿no? No sé, yo como que no uso de esas

cosas.
El mal de las colillas es endémico. No hay manera de poder ir a

un parque o a cualquier sitio y encontrártelo perdido de ellas. Es

curiosos porque más o menos todo el mundo tira los papeles en

las papeleras, pero parece que lo de las colillas no se estila

todavía. Yo creo que, como todo, es cuestión de tiempo.
Un abrazo, Yedra. ¿Todo bien?

Maripuchi
Jopeeee, Maripuchi, menuda impresión ¿no? Somos muy

cochinos, tienes toda la razón.
Abrazos

Landahlauts
Dos horas, no está mal. Imagínate lo que eran tres. Yo creo que

que se me quita el hambre solo de pensarlo.
Abrazos, amigo

Marylou
En la de S'Agaró o en la de San Feliu de Guíxols también repartían

esos conitos ceniceros. Parece que la gente los destinó a otros

usos porque lo que es para deopsitar las colillas, ni de coña.
Estoy de acuerdo contigo lo de acudir pronto a la playa, sin

agobios ni porquería por todas partes.
Un abrazo, Marylou

Freia
¿Ves como la mía no era la única militante de las 3 horas? Yo lo recuerdo como el mayor tedio al que se me podía someter. En fin, ya pasó. Algo bueno tiene que tener lo de crecer ¿no?
¿Ya no fumas? Qué suerte, hija mía. Yo estoy en ello. A partir de

los 40 hay que empezar a cuidarse.
Besos para ti también.

Mae
Mucho trabajo ¿no? Venga, que ya queda poquito y luego a descansar mientras el resto curramos (míratelo así).
Desde que tengo niñas, me he hecho un experto en castillos de arena. Me quedan chulísimos. Lo malo es cuando ellas quieren jugar a la pelota o algo así, ya que se me esfuma la excusa de dedicarme a ellos (no queda bien ver a un cuarentón jugando solo con la arena).
Lo de pis en la ducha es como el tapón del champú. Nadie lo deja abierto, pero misteriosamente siempre está destapado.
Besos, guapa.

Gwynette
Sí, han pescado a la tiburona pero quedan todavía los merluzos de cada año. Me temo que esos no dejan salvaslips pero molestan más y encima lo dejan todo perdido de latas de cerveza (con sus eructos y todo).
Petonets plujosos

Aminúscula
Yo creo que debe ser lo que tú dices. Mejor no pensar en según qué porque en caso contrario nos quedaríamos en casita la mar de aburridos.
Besos para ti también.

Carmen dijo...

¡Menos mal que ya tengo también 40! Hace unos años cumplía todos los males que nos cuentan las personalidades pentapolares. Primero hacía dos horas de digestión y luego tiraba las colillas a cualquier sitio. Bueno, hace ya unos añitos de eso. Cuando tenía 17 hice mi primer viaje internacional y vi que en Holanda no había colillas dispersas por suelos de bares y calles. Ah, qué civilizados, pensé. Pero vamos, no iba aún conmigo. Luego cierta madurez me hizo reflexionar y ¡dejé de fumar! La digestión la hago en el agua, que se digiere todo mejor con un buen líquido ¿no?

Suntzu dijo...

Coo la cabra tira para el monte, y yo tampoco sabía lo que significaba (y mira que uso veces la expresión), ahí va:

ESCARPIA:1. f. Clavo con cabeza acodillada, que sirve para sujetar bien lo que se cuelga.

Por lo demás, tu post explica por qué no me meto en la playa salvo para dar paseítos por la orilla, en plan abuelita.
Saludos, genio:)

Mae dijo...

ja ja ja. que buena la comparación del pis en la ducha con lo del tapón del champú, ja ja ja. Curioso pero cierto.
y si que tengo mucho trabajo... pero hasta Noviembre que no me den las vacas...me querré morir!!
En fin..
Besoooooooooos.

Tanhäuser dijo...

Darilea
A mí también me encanta la montaña aunque cada vez está más sucia y transitada. A ver si para de llover y me acerco a Santa Fe del Montseny (¿te apuntas?). Es una excursión que le tengo prometida a mi hija mayor y con este tiempecito no hay manera.
Si quieres darte un chapuzón, como que estás cerca, vente un día a la piscina de Sant Quirze. Está muy limpia, muy cuidada y lo mejor de todo es que como que todo el pueblo está de vacaciones, casi no hay nadie. Avisa ¿eh?
Besos

Churru
Jejeje, yo creo en que las piscinas de bebés no echan agua sino algún tipo de consomé caldoso y calentito. A lo mejor así simulan la placenta de la madre, quién sabe.
Un abrazo, amigo. Paso a verte.

Marina
Coincido contigo en lo de que la falta de respeto por la Naturaleza es independiente del lugar. Los humanos, que somos así.
Por lo que respecta al tiempo de la digestión, lo que sí me enseñó aquello es a ser más paciente. Mis hijas ahora, por ejemplo, cuando quieren una cosa la quieren ya y no vale eso de "luego".
Abrazos, Marina.

Ale
Pues sí, poco a poco voy volviendo aunque todavía me quedan unas cosas que hacer antes de empezar a trabajar (tendré que repasar la agenda de mi hija).
Pues sí, Ale, entre tú y yo, te aseguro que esas cosas y otras mucho peores pasan en las playas y que la actitud de tu marido es más que comprensible y está plenamente justificada.
Un abrazo enorme, queridísima Ale.

Qalamana
Lo que pasa es que eso de empezar a prohibir cosas, a mí no me gusta demasiado. ¿No sería mejor que fuésemos todos mejores ciudadanos y que pensásemos un poco más en los demás?
Los "chuloplayas" sí que deberían estar prohibidos. Esos sí que espantan al turismo.
Un abrazo.

Hanna
Gracias a ti Hanna. Tu castellano cada día es mejor. Enhorabuena.
Muchos besos

Nerim
Oye, qué buena idea eso de comer con los pies metidos en el agua. Mecachis, cómo no pensé en ello. Y dime, ¿coló? Lo siento por tus primas pero que hubiesen sido tan audaces como tú.
Un abrazo enorme.

Max
Eso es lo que yo digo, que tras las tres horas ya estabas deseando hincarle el diente al bocata de mortadela. Pero en fin, así era.
Por lo que respecta a las tablas de surf para medusas, veleros y similares, coincido contigo. Son más que desagradables.
Abrazos

Tanhäuser dijo...

Viuda de Tantamount
Pobre JB. Ahora le ha dado porque se quiere arreglar los dientes (la verdad es que los suyos dan pena). El caso es que le han puesto unos incisivos que para sí quisiera Buggs Bunny. Lo que le faltaba.
Oye Viuda a eMe ¿cuánto le obligas a digerir antes de bañarse? Es que te temo.
Besos

Carmen
Es que me temo que todos hemos pasado por esas etapas. Yo también confieso que he enterrado alguna que otra colilla en la arena. No sé cuántos años de vida les quedan a las mías.
Otra que no fuma. Madre mía, qué presión se nota en el ambiente. Al final lo acabaré dejando yo y todo.
Abrazos, Carmen.

Suntzu
El recurso www.rae.es no falla nunca ¿eh? jejeje
Lo de los paseítos por la orilla está bien, pero con la presión urbanística es terrible. imagínate, todo lleno de castillos de arena y edificaciones varias.
Un abrazo enorme, genia :)

Mae
¿Pero a que tengo razón con lo del tapón del champú?
¡Hasta Noviembre sin vacaciones! Míratelo así, te puedes marcar un viajecito a alguna playa de Sudamérica aprovechando que en esa época los precios están más bajos y allí hace calor.
Besos para ti, simpática.

Mae dijo...

Si que tienes razón con lo del tapón. Toda la razón, ja ja ja... Pero de lo del pis no has dicho nada eh?? Bueno tampoco vamos a entrar en intimidades..
La intención es volver a Cuba en Noviembre, así que no vas muy desencaminado...
Besosssss!

Freia dijo...

Yo cumplí los 40 el 20 de junio y dejé el tabaco el 16 de agosto. Si los cálculos no me fallan...mmmmm...¡tienes hasta el 7 de septiembre para intentarlo. Ya te puedes dar prisa! No es tan difícil, palabra. ¡Mientras no te dé por comer magnums de chocolate como me pasó a mí...
A lo mejor es que soy cegata y no veo ná de ná, pero yo veraneo en septiembre en una calita de la Costa Brava, la Almadrava, y está pero que muy relimpia; también es verdad que la única señora gorda que hay por los alrededores soy yo y te aseguro que el numeroso agua que me circunda tiene la misma temperatura que la restante...y me sumerjo hasta la punta del remolino. ¿Qué te hemos hecho las señoras gordas? ¡Cómo si no hubiera guarros de todo pelaje, tamaño y condición!. Un fuerte abrazo Tan

Leuma dijo...

Es un post con un sentido del humor delicioso, me he re�do de principio a fin, gracias, :), un beso

MABANA dijo...

Siempre te lo he dicho y lo seguiré haciendo hasta el consancio...me fascina el leerte!!
Hoy me has recordado el dichoso martirio de "no te puedes meter al mar xq acabas de comer!", hahaha aunque hubiera pasado ya una hora...mi madre a diferencia de la tuyo solo consideraba la digestión en dos horas, será que mi continente es mas nuevito que el tuyo??...tal vez de ahi la diferencia en este horario, digo yo!!

Era nefasto, era horrible y mas si ibas con los hijos de los cuates de tus padres que se escabullian y se metían al mar y no morian de "indigestion" , pero claro uno se tenia que aguantar por eso de las dudas...que horror, como me he reido al recordarlo...gracias

Sobre las o los que usan el mar para piss pues vamos, con esto de que pues hay mucha agua, pues ya esta...ahhh pero no me digas que no lo hacen luego en las albercas...hahaha como recuerdo a mi madre horrizada cuando decidias hacer guerra de buches...la de historias y me hacian lavarme con astringosol la boca de inmediato...vamos que no era para tanto, le ponen cloro a estas, o no??... o mejor cuando leias que habian puesto algun quimico para que se produjece alguna mancha rojo friegame la retina si alguien cometia ese pecado...hahaha, nunca me toco ver esa mancha...que corage y mira que ponia atencion y mas cuando veia a los ñores abusar de las chelas (cervezas)...

Creo que me pase de comentar...pero me fascino el tema!!

saludisimos y sigue dorandote, que yo ahora llevo casi 24 hrsa. de lluvia, como te envidio!!

El Analista dijo...

Veo que volvio tu estilo. Quien habra inventado eso de la espoera antes del baño por haber comido, deberia ser ilegal, yo solo queria estar en el agua, si hasta preferia no comer, claro, no decidia por entonces. Buen trabajo amigazo

Ontokita dijo...

pasar por esta tu casa significa siempre venir sonriente y salir lleno de más vida o venir triste y salir contentisimo viendo el munod a través de tu cristal maravillado. un abrazo

ana dijo...

Oish, qué trauma eso de esperar a hacer la digestión para bañarse!!! Cuando era pequeña, entre lo que me gustaba dormir (y me gusta, qué leches) y lo lentísima que era comiendo (esos migotes de desayuno eternos), cuando me llegaba la hora de bañarme era la hora de irnos ya para casa a comer... qué disgustos, porque entonces no me podía bañar para no irme chorreando pa'casa. Y entre semana, la digestión de la comida casi se me juntaba con la merienda. El truco que utilicé para no pasarme la infancia en secano era ir hasta la orilla, a una distancia prudencial en la que mis primos, que siempre se podían bañar antes que yo, me salpicaran lo suficiente como para aparecer delante de mi madre como una rata mojada y me dejara bañarme antes de que se lo marcara su 'reloj biológico' de madre playera.

Arbillas dijo...

¿tus padres y mis padres se conocian y se chivaban el truco de la digestión?.

Tambien somos 6 hermanos y tambien habia que guardar , en este caso dos horas, dos horas que cada vez que preguntabamos ¿que hora es? (y los despertabamos de su siesta), se aumentaban en un cuarto de hora más.

Imaginate 6 elementos, aburridos y con la sana intención de jugar y mojarse, era el momento mas cruel del dia, ¡¡ la hora de la digestión!!.

En cambio, nos chocaba, que despues de la merienda (de niño las meriendas pueden ser incluso superiores a la comida , sobre todo despues de tanto ejercicio en el agua), lo dicho, despues de la merienda, no era necesario guardar las horas de digestión.

Ahora los comprendo, pero entonces... ¡¡ que injusto me parecía !!.

Con respecto a fumar en playas, rios, y demas... Lo mio es mas el rio.

Hace años se me ocurrio, llevarme bolsitas de plastico para echar las colillas, el primer año, me miraban como un bicho raro , como si tuviera el sindrome de Diogenes (casi no me acuerdo del nombre...) acumulando basura, pero ahora los habituales, hacen lo mismo ...
Creo que es por mimetismo, yo nunca he dicho nada...

¿en tu casa, tambien te guardaban lal lentejas para cenar sino te las comias?, yo no tenia problema, de pequeña era de buen comer, (demasiado diria yo), pero uno de mis hermanos sigue con el trauma de las lentejas.
¡¡eso es que no tienes hambre !! ya lo tendrás !!.

Lentejas para comer, o para cenar, o para desayunar....

¿injusto ?, entonces creiamos que sí.

Ahora... sabemos que no teniamos ni un duro para desperdiciar, y eso de "comida de viejas si quieres las comes y sino las dejas", no colaba...

Si quieres las comes, y si nó.....
¡¡ ya tendras hambre!!.

Con respecto al Manneken Pis, mi sobrino, estando en la playa tenia las mismas ganas de miccionar (que fissna soy), y le dijo mi cuñada: ¡¡ pues vete al agua !!, ni corto ni perezoso, se puso en el principio de la playa sobre la arena ha tirar su líquido a las olitas que se le acercaban...
"Lógica infantil"...

Un abrazo.

Glauca Maria dijo...

Puedo parecer un bicho raro pero no voy a la playa en verano (tampoco es que vaya mucho en invierno la verdad sea dicha). No puedo con tanta gente y tanto ... en fin.
Un beso

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Ja,ja,ja ains perdona, ya sé que el tema es serio, que un novel cuesta ganarlo...
Si quieres te presento gente que reconoce públicamente que marca el territorio en el mar (¿Cómo se llama el territorio en el mar? porque territorio viene de tierra ¿no?, bueno, tú me entiendes). Seguro que por un módico precio te sirven de cobayas.
Besos de secano.

Mireya dijo...

Ay!! aún me duele el diafragma de reirme contigo, sos terrible!! es cierto lo del cronometro materno , seguro era el tiempo de siesta de tus padres!!para mi era hora y media, es que aún el tantra no se conocía quien sabe los tuyos eran avanzados ;)3 horas wow!!soñaré con medusas surfeando jaja ,besos

mandarina azul dijo...

Pobrecillo tu amigo Serafín. Cuánto tuvo que sufrir. Qué infancia más cruda, teniendo que soportar las envidias e iras del resto de los niños, los "largodigesteros". Yo que vosotros, en venganza, le hubiera dicho quiénes eran los Reyes Magos, ¡hombre! ;)

Ruth dijo...

Ay, qué asco me ha dado lo de los salvaslips, hijo. Yo es que hace mucho que no voy a la playa, pero recuerdo con qué picardía vigilaba yo la orilla y me alejaba de cualquiera que estuviera en el agua sin nadar, moviendo las manos por debajo de la superficie como para esparcer el líquido amarillo y que no se notara tanto lo que estaban haciendo...
Me ha encantado lo de la constante de tres horas de la madre de Tanhäuser, je, je.

Lau dijo...

oy he venido a leerte y me he parado un momento por tu perfil para ver los libros que recomendabas, más que nada retenida por mis pupilas gabitanas que han leido sin querer "cien años de soledad" y todo lo de gabriel garcía márquez. Es que me pilla en pleno proceso de leer todo lo que hay de él en mi casa. Me encanta, adoro, admiro, quiero, amo a ese colombiano y a su don. jejej un besazo mi niño

pcbcarp dijo...

Yo fumo una burrada, pero la verdad es que en entornos relativamente naturales (incluyo la playa por motivos éticos, aunque sea mentira) procuro llevarme de vuelta todo lo que produzco (excepto las heces, of course) Lo de prohibir o dificultar fumar en espacios abiertos con diversas excusas tiene que ver con la motivación religiosa de los prohibífices.

Pero lo que me ha impactado es lo de la digestión de tres horas. ¡Virgen Santa! Lo tenía recluído en la más profunda espelunca de mi inconsciente y tú lo has sacado a la luz del día. Joder, qué catástrofe. Yo también tenía un amigo que hacía la digestión sólo en hora y media (y varios que sólo en 2) De ahí vienen mis problemas de autoestima, sin duda.

pani dijo...

Paellada y luego de 1 a 3 horas bajo el sol, o sea lo mejor. Yo con hora y media iba listo. Aunque como nunca llevo reloj tenía que preguntar cada 3x2.
Llevamos 49 años, 364 días, 23 horas, 59 minutos y 40 segundos observando esta colilla 5, 4, 3, 2, 1...¡Ha venido una ola y se la ha llevado!

Tanhäuser dijo...

Jope, cada día contesto más tarde. A ver si me centro de una vez.

Mae
Pues mejor, que no entremos en intimidades, jejeje, que luego todo se sabe.
Que sepas que queremos fotos en Noviembre.
Besos para ti también.

Freia
Pues nada, el 7 de Septiembre me pondré a ello. Si quieres que te diga la verdad no quiero dejar de fumar por razones de salud ni nada de eso ya que de momento me encuentro fenomenalmente. Lo que pasa es que me da una vergüenza enorme hacerlo. Además tengo por costumbre no fumar delante de la gente y es un fastidio eso de fumar clandestinamente.
¿Las señoras gordas? A mí no me han hecho nada. ¿Por qué lo dices?
Y bueno, eso de la Costa Brava, ya se sabe, hay de todo. La playa de Sant Feliu de Guíxols no es precisamente un acuario, jejeje.
Un grandísimo abrazo para ti también Freia.

Leuma
Muchísimas gracias a ti, tanto por la amabilidad de tus palabras como por tu visita.
Besos

Mabana
Yo creo que la diferencia entre el número de horas que dura una digestión depende de la madre y que la Geografía no tiene nada que ver. Era un martirio ¿verdad?
¿Sabes? yo creo que ese producto que dicen que echan en las piscinas para detectar quién se orina en ellas es un mito y sólo sirve para disuadir a los que tengan tentaciones de hacerlo. De todas formas yo alabo la decisión de tu madre de no dejarte hacer guerras de buches de agua. El problema no es la orina. Qué me dices de los pelos y de las personas que se bañan sin haberse duchado antes. Puaggg.
Besos, Mabana.

El Analista
En volver a las andadas estamos, querido amigo. Ya casi recuperado del todo. Esperemos que la cosa no empeore.
Un gran abrazo.

Ontokita
Qué amable eres, Ontokita, de verdad. Es un placer inmenso verte por aquí.
Un abrazo para ti también.

Ana
Si es que debías ser un bicho tú ¿eh? No está nada mal esa táctica de provocar tu empape. Vamos, que lo de la política de hechops consumados la inventaste tú ¿no?
Un abrazo

Arbillas
Jope, qué envidia. Seis hijos y tan solo dos horas.
Qué suerte la tuya. ¿Después de merendar no había digestión? En mi caso la había aunque te comieses una patata frita.
Con lo de las colillas pasa como con todo. Creo que la gente que las enterraba no lo hacía por incivismo sino por costumbre. Es lo que tú dices, no cuesta nada guardarlas (tampoco ocupan tanto) y tirarlas luego en una papelera. Ya verás como dentro de poco nos parecerá terrible tirarlas en la calle.
Tienes razón en lo de las lentejas pero a nosotros nos las hacían comer cuando tocaba.
Bien por lo de tu sobrino, jejeje.
Un gran abrazo, simpática.

Tanhäuser dijo...

Glauca María
Yo es que voy a la playa por las niñas. De qué me iban a ver a mí, pasando calor, rebozado en porquería, sudando como un pato y enlatado entre toallas de tanta gente.
De rara nada. Una sabioa es lo que tú eres.
Besos

Enlaoscuridaddelanoche
A la que me ponga, el premio es mío, te lo digo yo. Si he sido capaz de salir del Ikea, un Sábado, sin plano ni nada, significa que a mí lo que me echen.
Esas personas que me comentas son muy interesantes y creo que si te lo curras un poco, los de National Geographic te harán una oferta que no podrás rechazar. Yo que tú me lo pensaba.
Besos mediterráneos.

Mireya
Qué va, el reloj biológico de madre no tiene que ver con sus funciones fisiológicas, tiene que ver con las nuestras. Menuda son las madres. Mi mujer acaba de desarrollar un reloj idéntico a ese y lo usa de manera implacable con mis hijas. Qué cosas ¿no?
Cuidado con las medusas que incluso en sueños pican, jejeje.
Besos para ti también, simpática.

Mandarina Azul
De pobrecito nada. Un pedazo de mamón malcriado, hombre ya. Encima tenía una bici con retrovisores y todo. Si es que no es justo.
la venganza todavía se está tramando, jejeje. Treinta años llevo en ello.
Besos

Ruth
Ya hacías bien en vigilar la orilla y evitar la cercanía con esos seres pseudopasivos. Menudo peligro tienen.
está bien lo de la constante, ¿verdad? De hecho estoy en trámites para que la admitan en el museo de medidas de París. Seremos famosos.
Un abrazo.

Lau
A mí me encanta don Gabriel. Me gusta todo de él. Por supuesto su genialidad pero admiro su compromiso, su coherencia y su calidad como hombre. No sé quién fue el que dijo que Cien años de Soledad habría que leérsela de rodillas. Estoy completamente de acuerdo con esa afirmación. Además tengo un ejemplar de esa novela al que le tengo mucho cariño. Me lo regaló mi profesor de Lengua cuando acabé el Instituto y en él me escribió una dedicatoria en la que, ante mi deseo de cursar una carrera de Ciencias Puras, expresaba su convicción de que me convertiría en un hombre culto antes que en un hombre técnico. No he cumplido su deseo, pero sus palabras las he tenido siempre presentes.
Besos para ti también, mi entrañable Lau.

Pcbcarp
Lo de prohibir se está convirtiendo en un vicio un pelín peligroso o al menos un poco tocabalones. La verdad es que yo abogo más por el civismo a secas y punto.
lamento haber sacado a relucir tus más recónditos traumas. Ya verás, ahora necesitarás diez años más para olvidarlos. Si es que soy un desastre.
Un abrazo

Pani
De una a tres horas al sol ¿lo mejorrrrrr? ¿Estás seguro? jejeje
No me digas eso de la colilla, que me acuerdo del pobre pringado que está con cronómetro y calendario en mano y se le va la garete el curro de 50 años.
Un abrazo.

Reverendo Pohr dijo...

El desarrollo metabolico que supone el paso de la infancia a la vida adulta aporta un importante elemento: la siesta. Un infante es incapaz de buscar una sombra y permanecer en ella largo tiempo, por no comentar que,bajo los poderosos rayos del astro rey dominando el mediodía, no bañarse es un suplicio regio. No creo que exista medida para ello, pero calcular un tiempo "TM" (Tanhausers Mom), considerandola magnitud variable de temporalidad específica subjetiva, sería un original aportación a la física.

Es decir, concluyendo: si te aburres, resuelve sudokus.No estimula tanto la imaginación pero (dicen) que sí la inteligencia. Y, como suele decirse, hay que "comer" de todo, no?

Greetings

Camilo dijo...

Y yo me lo quería perder! Este artículo es digno de la contraportada de El País. Vaya, que ni Maruja Torres tiene tanta sorna. "Chapeau", que dijo Voltaire.
Por cierto,que una escarpia es un clavo gordo con una buena punta y con forma de "L", que servía para colgar estanterías, antes de que se inventaran los tacos.
Y tengo que confesaros, que lo primero que hago al entrar en el agua es adentrarme hasta aguas algo profundas (pero no mucho, que no se nadar bien) y, bueno, eso, que me has hecho avergonzarme por primera vez en mi vida por decirlo. Pero ¿es que no lo hace todo el mundo?. A ver si vais a ser como los guardias de la canción de Victor Manuel sobre esos dos pobres chiquillos que se fueron a ver el mar y les pusieron una multa por hacer aguas menores, tras la caminata y con tanta agua. Jo. Qué bochorno, papi.

Tanhäuser dijo...

Reverendo
Estaba yo haciendo cálculos sobre el TM (jejeje). ¿Cuántos Herzios serán 1/TM? Supongo que debe ser fácil de calcular ¿no? Por ejemplo, sé que un día dura 8 TMs.
De haber existido los Sudokus en aquella época me habría ahorrado unas cuantas horas de aburrimiento.
Un abrazo, amigo.

Camilo
Hombre, al fin alguien sincero en esta casa, Camilo. Nada, no te preocupes que ya verás como más de uno confiesa también, jejeje.
Un gran abrazo

Anónimo dijo...

I have found it on this website called [url=http://tipswift.com]tip swift[/url]. You can find it there.
cheers
edit: wrong thread,

 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...