27 agosto 2008

Preguntas cuestionables

Mi peluquera está de vacaciones. Jo, tengo un disgusto. Con lo bien que me arregla las puntas.
En su lugar han contratado a una "becaria" que se encarga de barrer el suelo, abrir la puerta y cortarle el pelo a los pocos hombres que aparecemos en esa pelu tan chic a la que voy. Es más simpática.
El otro día, mientras adecentaba mi poblada cabellera, va la chica y me dice,

- ¿Te hago las cejas?...


Glups... ¡las cejas! Tras un ostentoso arqueo de las susodichas, le contesté que no hacía falta, que las mías ya las tenía hechas, que al nacer ya vinieron incluidas de serie y que, en el hospital, el único extra cuya instalación solicitaron mis padres fue el ombligo. Es que en el año 67 estaban de moda ¿sabes? Que es lo que yo me digo. Ya podrían haberse estirado y en lugar de pedir para mí un inútil ombligo guardapelusas, me hubiese hecho más ilusión el kit de contorneado cuerpo Danone, que me parece que lo tenían de promoción. Es que con lo vago que soy, en el gimnasio sólo he logrado modelarme un cuerpo Flan de vainilla y no es lo mismo.
Fíjate si era simpática la chica que al responderle esto, le dio un ataque de risa y empezó a decirme que qué guasón era y cosas por el estilo. Para mí que lo que quería era darme coba para ablandarme. De esta forma, como que soy un blandengue, conseguiría hacerme unas mechas y así meterme un sablazo en la factura con lo que ganaría puntos ante la jefa. ¡Menudas son las becarias!
Total, que como era de esperar, salí de la pelu con las cejas "hechas" y mis flamantes mechas. En casa, para despistar, digo que éstas últimas son canas, pero son mechas.

Y es que hay preguntas que no deben hacerse a según quién. Cada uno tiene sus manías y puede reaccionar de formas increíbles ante cuestiones como ¿qué edad tienes? ¿tu rubio es natural o de bote? o ¿estudias, trabajas o haces letras? En fin, lo normal. A mí, la pregunta más terrible que se me puede hacer es... atención, atención... ¿a que no hay güevos?
¿Cómo te has quedado? De piedra pómez, ¿a que sí?
Haciendo un pequeño paréntesis, no me negarás que es una faena que a la pobre piedra la descubriese el señor Pómez. Qué apellido tan vulgar, por favor. Si la hubiese descubierto el señor Rubia, la piedra, además de quitar callos ligaría un montón con las otras piedras y quién sabe, lo mismo hasta sería candidata a la presidencia de los minerales de los Estados Unidos. Sí, ya sé que este chiste aquí no hace gracia porque este blog es muy serio y respetable, pero si lo cuentas en una convención de geólogos, es que se tronchan, oye.


¿Por dónde iba? Ah, sí... lo de la preguntita de marras. Es que me pongo a hablar y se me va el santo al ladito de don Escrivá de Balaguer (¿eso era al cielo o al infierno?). A lo que iba, que decirme a mí ¿a que no hay güevos? tiene un efecto similar a darme una patada en los mismos. O sea, siempre acaba mal.
El otro día, sin ir más lejos, estaba yo en un pueblecito del Pirineo con mi familia y unos amigos. Paseando, paseando, fuimos a parar a una hípica. Según me informaron, una hípica es como un hotel para caballos, pero sin Canal Plus. Yo es que de bichos no entiendo. De piedras, pregunta lo que quieras, pero de bichos... Uf.
Total, que empezaron a decirme que si mira el urbanita de Tanhäuser que nunca se ha montado en un caballo, que al fin y al cabo, una hora a lomos de tan noble animal no es para tanto, que no será que te da miedo, que tus hijas te están mirando... Hasta que alguien dijo... "¿qué pasa, que no hay güevos?
"
¿Cuál fue el resultado?... Este:


La madre que parió a los caballos. Qué altos son los puñeteros. Y lo que se mueven los muy mamones.
El mío se llamaba Ciclón. Yo le pedí a la chica que los cuidaba si no tendría otro con un nombre menos agresivo, no sé, "Suave brisa", "Gandul" o "Que trote tu tía", pero la carcajada que me escupió me hizo sospechar que no me había tomado en serio. No sé, a lo mejor era otra becaria, quién sabe.
Al regresar de mi "maravillosa" excursión, fui recibido con vítores y loas de los mamonazos que me "obligaron" a lucir mi regio porte a lomos de tan brioso corcel. Me preguntaron si me dolía el trasero porque resulta que eso es lo normal en los novatos. Les respondí que no, que el mullidito cojín generado por mis restos fecales era muy confortable pero que me acompañasen a una tienda de pantalones y de calzoncillos porque me los tenía que cambiar. También les dije que el único cambio fisiológico notable digno de mencionar es que se me habían hinchado los... tú ya me entiendes. Qué esplendor, por favor. ¡Si hasta estuve tentado de hacerles una foto! Menos mal que al hacer pública mi tentación nadie me preguntó aquello de ¿a que no hay...? Uf, ¿te imaginas el apuro?

55 amigos lo mejoraron:

AleMamá dijo...

Menos mal que aún puedes practicar 4 años antes de Londres 2012.
Saludos

Ana dijo...

Tengo alguna duda pero no oso preguntar al respecto, dejaré que la imaginación trabaje.
Muchos datos para mi espesa neurona. Ya no sé si la becaria es la yegua o los webos son una reliquia de Escrivá embalsamados por los numerarios del Opus. Son capaces de éso y de más.

Sin frívolos cuestionarios la vida es más amable. Total, para qué voy a contar mi vida si ya se encargan los demás de invertársela.

Saludos viajeros, me tomo unas minivacaciones. Las anécdotas a mi regreso. Cuídate, no practiques deportes de riesgo (lo digo por las cejas y las mechas)-

Un cariñoso abrazo querido Tan.

RGAlmazán dijo...

¡Que se te han hinchado los...!, mira Tan yo creo que te estás haciendo publicidad. ¡Queremos pruebas, queremos de saber! Si no, pensaremos que es una fantasmada.
¿A que no hay...?

Salud y República

Suntzu dijo...

Esos efectos secundarios no los conocía. A mí me pasa lo mismo (cuando me retan, no cuando monto a caballo, claro).

Y cuidado con las becarias, que tienen un peligro...

Por cierto, geniales tus efemérides.

Ruth dijo...

Cuando era pequeñita, mis padres me hicieron montar en un poni. El bicho aguantó quieto lo que a mi padre le costó hacer la foto; acto seguido, se lió a mordiscos y a coces con el poni de al lado, y esta servidora terminó colgando con una pierna encima del poni y la otra debajo.
A mí no me hacen montar en un caballo ni con huevos ni sin elloss. Yo puedo decir muy oronda que no, no los hay, y a mucha honra, oiga. Pero ya sé que no decirte para que no te mosquees, que nunca se sabe.

Freia dijo...

Jajajajajajaja y más ja aún.
Me apunto a lo dicho por rgalmazan.

Te mandé un correo. Quizá estemos el día 30. Ya me dirás...

aminuscula dijo...

La verdad es que se me ocurren algunas cosas que retarte hacer con el infalible "¿a que no hay güevos?"

Me lo pensaré a lo largo del día... y si ves otro comentario mío hoy, no lo leas porque contendrá la preguntita en cuestión.


Besos

Tormento dijo...

Cuando llegue a casa espero que mi pelu no esté de vacaciones, porque necesito volver a ver, y eso exige un par de horas de eliminación de flequillo, para empezar.

Chico... cuando te empiecen las preguntas con esa coletilla tan molesta de los güebos, diles que sí, que los hay, pero que los utilizas para menesteres más interesantes que dejártelos a lomos de un... brioso corcel??

Jejejeeeeee

Besos, yo también os he echado de menos. Nos quedan cuatro días para lo de todos los días :)

Marta dijo...

¿Huevos si que habrá para hacerte una foto no? lo que supongo que necesitarías una lente esférica o algo, tipo gran angular u "ojo de pez"

Peritoni dijo...

Nada, nada, coge el espejito, la cámara y hala, acláranos gráficamente el asunto.
Ese y el de las cejas, que ahora te imagino como esos garrulos poligoneros que exhiben músculo macho-man pero al mismo tiempo cejas de Milady, con el agravante de tu tipo flan Royal (léase guayal y así queda más fino).

Max Estrella dijo...

Algo parecido le pasó a un servidor con una excursión a Guadalajara a hacer piragüismo...ufff!!qué maravilla...pero qué cansao!!
un fuerte abrazo y no se deje provocar que estamos entrando en tiempos de guerra fría

india dijo...

Pero,...eres Tanhäuser aún? Con las cejas depiladas,mechas en el pelo,y andares de Wayne,...foto sólo no,vídeo en youtube!!!!!
Lo que hace el apellido,eh? la piedra pómez,la guapa piedra rubia, el gracioso piedra hita,...ya ves.
Anda,anda...
Besotes!

MORGANA dijo...

Qué hermoso¡¡¡¡
Pregunta : ¿qué te decia el caballo?
En cuanto al nombre, Ciclón, me encanta, imaginate si se hubiera llamado Tornado, como el del Zorro.
Por Tutatis¡¡¡ no te habrás puesto el peinado de la foto.

MORGANA dijo...

se me olvida comentarte; a mi me gusta mucho montar a caballo,tengo unos amigos que tienen un rincón precioso, con caballos medio salvajes, cuando quieras estas invitado, te advierto que soy buena amazona
"¿qué pasa, que no hay güevos?" jejjejej.
besos veraniegos.

Vir dijo...

Las becarias no somos tan malas... jajajaja... Besos

Isabel dijo...

Jolín, si que has vuelto blandengue de tus vacaciones... yo he montado a caballo y no es para tanto, jeje. Quizá con lo de las cejas te arreglaron algo más ;)
Me gusta tu blog porque siempre me arranca una sonrisa, hasta en momentos en que ni siquiera la tengo. Besitos sonrientes.

moderato_josef dijo...

jajaja Un post con humor no hay duda. Es un placer poderse reír de vez en cuando. Gracias Tanhauser!

sky-walkyria dijo...

ya sabes, por la boca muere el pez

y podia haber sido peor,
eso solo fue montar a caballo...

xus dijo...

jua,jua,jua,jua,!!!!!!!!!!!!me destornillo!!!ahora kmo una niña peque me entran ganas de decirlo todo el rato "a que no hay güevos?"
igual se lo propongo a la proxima clienta-e "a que no hay g....de que te haga un msje?" jejej
besote

Avellaneda dijo...

¿Así que te hiciste las cejas? no sabes lo que has hecho Tan... no sabes... ahora crecerán asilvestradas y tendrás que pedirle que te las vayan arreglando cada poco pero ¡y lo guapo que vas a lucir en tu próximo paseo en caballo!! :)
La verdad que yo soy más de burro, no sé, me da más seguridad o es que yo soy de pueblo, pueblo, el caballo tiene como un nosequé aristócrata que no me va

Y en cuanto a lo de la frasecita de provocación, me ha hecho pensar que debes tener algún gen de bilbao porque ¿Sabes que los deportes rurales vascos salieron después de ese reto a que no hay huevos? "¿a que no hay huevos de alzar esta piedra de 300 kg? ¿a que no hay huevos de cortar este tronco en 3 minutos? ¿a que no hay huevos de segar este campo a guadaña antes de la hora de comer chuletón?..." y así hasta el infinito :o)

Bss Tan y me encanta que hayas regresado aun con cejas depiladas XD

Caulfield dijo...

Jojojo como para tener almorranas, qué miedo me da a mi eso de montar en un caballo jaja

KALISTA dijo...

jaaaa me hiciste reir mucho, como quedaron tus reflejos?... jaaaa amigo, mientras te sientas cómodo, y te guste a vos, todo bien...
Lo de los caballos me río todavia... jajaja muy bueno!... no le quites humor a nada de lo que hagas...
Un abrazo.

Glauca dijo...

A ti lo de ir a la pelu te agudiza el ingenio.

Un beso.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Sos genial! Mirá que empezar en las cejas y terminar en los calzones!!!

Me divertí tanto leyéndote!
Lo que no te perdono...es borronear la foto para mantener el anonimato facial, ja! O es que te retocaste las cejas y no querés revelarlo???
:)
Un abrazo y besos a las nenas ♥

Steki dijo...

Juaaaaaaaaaassssssssss!
Me hiciste acordar a mi sobrino cuando aprendió a andar en bici dando vuelta a la manzana. (En España le dicen "manzana" también al cuadrado formado por 4 cuadras?)
Este crío estaba tan copado con su bici que bajaba los cordones de la vereda saltando y sus g... de aquí para allá.
Resultado: no te das una idea del festival de colores que era eso!
Wowwwwwwwwwww, pobre pendex!
Muy divertido leerte, amigo.
BACI, STEKI.

Yuria dijo...

total, Sr pómez, no, digo, sr Tanh, ¿Qué tal se ve con su nuevo look? Supongo que se lo hicieron- aunque usted no lo sepa- propio para afrontar el otoño-invierno que está al caer.
Y, que no caiga su buen humor.
Un beso.

amigoplantas dijo...

Useasé que te van "los piedros", oye que hay cosas peores (dímelo a mi)

Reverendo Pohr dijo...

Madre de dios! Si es Rafael Soto a los lomos de Invasor (mucha pinta de Beatriz Ferrer Salat no tienes).

Pero, hombre, para la foto podrías haberte quitado el casco para que se vieran tus mechas al viento, no? Y encima con gafas de sol para que no se vean las cejas!!! (seguro que no te las has quitado desde que saliste de la pelu!!)

En fin, demostraste tener huevos para montar (sobre) el caballo pero... ¿cómo se te quedaron tras el paseo? ja,ja,ja

Greetings

zel dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Pocas veces había leído un post tan ininterrumpidamente humorístico, que lucidez para dar en el clavo de la risa tonta, por Dios...Tan, me has vuelto loca, dedícate en serio al humor, porfa, que nadie te gana en eso...y supongo que en huevos tampoco...Glups!!!!Se escapó el comentario borde!

Besos, cielo!

Carmen dijo...

Si sigues montando te dolerá también el culo. Y digo también porque es también y no únicamente... En una excursión en camello por el desierto los dos guapos del grupo preguntaron a los guías por qué habían puesto un hierro debajo de la montura del camello justo donde se sitúa tu inflamación... creo que siguen con la risa puesta. Claro, no había hierro alguno, pero les dolía como si lo hubiese!

J. G Centeno dijo...

El señor Pómez no sé pero yo me he reido lo mio. Por una pregunta de ese tipo, ¿A que no hay...? unos vermús que empezaron un viernes frente a mi trabajo, C/ Estébanez Calderón, en Madrid junto a la plaza de Castilla, terminaron un domingo en la plaza del castillo de Pamplona en plenos Sanfermines. La vuelta fue un poema, del viaje de ida no me acuerdo.

PIZARR dijo...

Como siempre Tan, me has arrancado más de una sonrisa.

Y me has recordado la primera vez que monté a caballo. Fué en un pueblo de Burgos y al parecer elegí el peor momento del mundo para hacerlo.

El animal debía de tener sed y según me monté salió disparado a todo galope hacia el río. Según llegó a la orilla y se agachó para beber, yo me deslicé como si de un tobogan se tratara y me di un culetazo de cuidado. Tardé años en volver a montar y lo hice en la hípica y con todas las bendiciones y seguridades del mundo.

Como siempre una gozada leer estas crónicas de tu vida misma.

UN BESAZO

ynarud dijo...

Jajaja, la verdad me has hecho reir. En cuanto a las preguntas pues es verdad, las hay que mejor fueran de por si mudas. Y en cuanto a los caballos estoy contigo al cien por cien. Cuando era más joven que ahora(jajaja) era monitora de tiempo libre para niños y jovenes. Pues bien en un pueblecito del pirineo fuimos un grupo de chic@s a montar a caballo como una actividad más de los campamentos, y me provocarón como a ti, que si los chic@s suben y tu no, que no pasa nada, etc... en fin subi, y mis pensamientos fueron, "joder que alto es, hay dios esta anchura de lomo entre mis piernas..."


una abraçadeta.

Ana dijo...

Las becarias no son tan malas (yo fui becaria, tengo que defenderlas, jajaja)

Lo de los caballos, a mí me pasó que sí me dolió el pompis después de ir a caballo por primera vez, y única hasta la fecha. Son animales altísimos, que imponen..jamás me hubiera montado en un animal llamado "Ciclón", "torbellino" o "Relámpago" jejeje fuiste muy valiente. Estos temores son los típicos de nosotros los urbanitas.

Un abrazo

Piel de letras dijo...

Uis... lo imagino, no querría haberlo hecho, pero lo imagino (es que mi imaginación, no te cuento lo tremenda que es :¬S) ese apuro debe haber dolido ¿eh?
Lo bueno es que en todos los hoteles ya hay máquinas con bolsas de hielo. Jajajajaja

¡Saludos jinete!

__MARÍA__ dijo...

La foto que falta, la de los cataplines, hubiera estado bien aquí.
Si vas a las olimpiadas de London allí me verás en primera fila: ¡I promise!

Saludos

Tu Vecina Day dijo...

Querido amigo,

-Al igual que aquella primera visita aquí en tu agradable Lar,hoy paso a dejarte un cálido abrazo y un ratico de compañia que por un lado venga unido a un poquito de reconfortación y por otro nos saque una sútil sonrisa de líndos recuerdos que con el pasar aunque se tornen algo lejanos,no dejen de estar tan PRESENTES y VIVOS en cada uno de nuestros pasos por este mundo.

Un beso. ;-)

Kiri_dido dijo...

Que bonito caballo. Aunque a mi me van más lo burros...y hasta aquí puedo leer:-). A que no hay guevos de preguntar porque? jajajaja. Muy bueno el post y ya me he has reir a carcajas otra vez hombre!!!. Besos.

Sombras en el corazón dijo...

También monté yo en uno una vez, pero el puñetero no me hizo ningún caso y se dedicó a morder unas maderas que había por allí... mira que le dije ¡ale burro!, a ver si insultándolo un poco se movía...
En fín.
No me dió mucho más

Un abrazo

SOLOYO dijo...

jajaja! Te dejaste hacer las cejas en serio? Me parece de lo más loable, qué conste! La mayoría de los hombres deberían hacérselas, lo que cambia para bien una cara! Lo que pasa es que hay que andarse con cuidado con las esteticiens...
Uy, me cayo que me has dado una gran idea para un post! jajaja
Lo de los caballos... ¡hombre que no es para tanto! jajja... Acabas un poco dolorido y con agujetas en sitios muy molestos pero es divertido! jeje
Y la preguntita de marras... la próxima vez que te ande un meme lo haré con la preguntita de previo y no quedará otra que seguirlo! jajaja... si es hay que tener cuidado con lo que se cuenta que "cualquier cosa que digas podrá ser utilizada en tu contra"! jajaja

Muy divertido el post, al más puro estilo Tan.

Besotes majo.

Ontokita dijo...

me alegra estar de vuelta, me alegra alegrarme en tu casa

almena dijo...

Tranquilo, que nadie volverá a hacer esa pregunta en tu presencia...
:)
¡ya saben que sí que los hay!

jajajaja me parto contigo.

Ya de regreso a lo cotidiano.

Un abrazo!

Zafferano dijo...

Ya veo por la foto que se te quedaron los ojos a cuadros! Lo demás, no sé. Pero tienes muy buena pinta montado allá arriba.

Un besote, belleza

Alberto dijo...

Tengo un vecino con un peinado neo-punk mucho mas exagerado aún que el de la foto....

es que hasta se parecen!!!

jajaja.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Ja,ja,ja Vamos que para hacer regreso al futuro se inspiraron en ti ¿no? ;-p
Besos.

El Analista dijo...

Definitivamente esa es una de las dos razones por las que ando en moto, la segunda es que con mis kilos de mas los equinos huyen, lo cierto es que no me siento con ganas de montar nada que no tenga acelerador y freno

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Es que hay frases que se las trae. Como el "abrakadabra", o el "ábrete sésamo". Pero mira, no hay mal que por bien no venga.
Un abrazo.

Julia Ardón dijo...

ajjajajaj...cómo se goza leyéndote, es que es una sabrosura..jajajjaja

lindas crónicas...

jajajja

Umma1 dijo...

Pero, hombre, qué facil de convercer habías resultado.

Menos mal que se trata de mechas y caballos, yo que vos no iría divulgando mis debilidades publicamente, no sea que te pidan más y más ;)

jajajajja

Astrónoma dijo...

Un abrazo, gracias por las risas, genial como siempre Tanhi.

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, cordial saludo desde Barranquilla, Colombia. Es un verdadero placer visitar tu espacio. Aprovecho para invitarte al mio: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo,

Víctor

pani dijo...

Siempre os estais metiendo con las peluqueras y con los caballos, tienen su corazoncito...y las peluqueras también.
Saludos.

Isabel Romana dijo...

Me has hecho sonreir, como siempre. Y me viene muy bien, porque acabo de regresar de vacaciones y tengo el ánimo más caído... Y la verdad, ya que te atreviste con Ciclón, no sé por qué no te atreviste con la foto... Besotes.

Steki dijo...

Hola amigo, vine a dejarte un saludito y saber cómo estás.
Abrazo desde el sur.
BACI, STEKI.

Gwynette dijo...

Estuviste tentado de hacerte una foto de los cataplines? O_O

...verge santísima!..cuiidate, que las vacaciones a veces producen efectos parecidos a la borrachera, y pasados unos días se enseñan las fotos a los amigos, y sale lo que sale...y después queda de ti, una leyenda urbana! =_O

Petonets

 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...