18 marzo 2007

¡Tigre!

Hace unos años emitían un programa en la televisión en el que a un concursante se le sometía a serie de pruebas de destreza y de habilidad. Mientras el concursante, a toda velocidad, se deslizaba por toboganes, hacía mezclas imposibles, con harina, aceite de linaza y esmalte de uñas, se afanaba en introducir bolas por un agujero habiéndolas cogido con una cuchara y mil perrerías por el estilo, una voz de ultratumba le iba haciendo, de vez en cuando alguna pregunta de eso que llaman “cultura general”. Recuerdo que en una ocasión un concursante contestaba, fuese cual fuese la pregunta, con un contundente “¡Tigre!”. ¿En qué lugar se construyó el templo de Artemis, tercera maravilla del mundo? ¡Tigre!, ¿cómo se llama el pintor del famoso cuadro “El grito”? ¡Tigre!, Marte tiene dos lunas, Deimos y… ¡Tigre!
Supongo que su estrategia era no pensar demasiado y esperar a que la respuesta se adecuase a la pregunta. Si le hubiesen preguntado, qué animal es Shere Khan en el Libro de la Selva o cómo se llama el salto ese, que todos los hombres dicen que han hecho, pero que no ha hecho ninguno, pues habría acertado de chiripa y eso que tenía ganado.
El caso es que me hizo gracia eso del ¡Tigre! y reconozco que alguna vez lo he usado, eso sí, ante la perplejidad de la persona que hablaba conmigo.
Ayer lo usé otra vez ante un especimen de una nueva especie que acecha en nuestras vidas. Me estoy refiriendo al ¡Superpapi!
Seguramente conoceréis a las supermegamamis. Sí, ya sabéis, son esas señoras, con una eterna sonrisa en su rostro, irradiando una envidiable felicidad, un peinado digno del mismísimo Calatrava, ajenas a todo lo que no sea el moquito del nene, con unas cuerdas vocales que le impiden exceder un determinado número de decibelios cuando le hablan a su hijo y capaces de justificar la patada del angelito al pobre señor del bastón con un “es que le encanta jugar al fútbol”. Son señoras muy diferentes a las que abundan en mi entorno, mujeres que se cansan, que de vez en cuando están de malhumor, que en ocasiones, pensando en la última trastada de sus retoños, miran resignadamente al techo y con los dientes apretados murmuran un “¡Herodes vuelve!” o que de vez en cuando les sueltan “¡Me defeco (por no decir otra cosa) en la madre que te parió!
Si bien la figura de la supermegamami está muy estudiada, creo que faltan estudios serios sobre el superpapi y habría que hacer algo al respecto. Ese señor es fácilmente reconocible porque suele estar emparejado con una supermegamami, se anuda al cuello un suéter de color rosa, blanco o beige, viste ropa de marca, conduce un coche tres veces más ancho que el utilitario de la gente normal (para que le quepa el último modelo de la turbosillita plegable con airbag chichonero, hilo musical Disney Channel y tapizada en terciopelo pakistaní), se sabe de arriba a abajo las obras completas del “Ser padres hoy” y vive permanenteme pegado al móvil para hacerle preguntas a su pareja sobre el adiestramiento (ups, perdón) quise decir educación de su niño.
A mí me dan un poco de pena. Mientras los otros padres, en el parque, empujamos el columpio de la niña, leemos una novela, o el periódico, el superpapi se está leyendo “Cómo hablar de sexo con tus hijos”. A veces he estado tentado de sugerirle, que ya habrá tiempo de eso, que su hijo tiene dos años y que si ahora le habla de sexo, ¿de qué le hablará cuando tenga cinco? ¿de Mecánica Cuántica? ¿de Física de Altas Energías?
Es interesante ver el comportamiento de esta especie cuando a lo lejos se divisa a su mujer. En ese momento traga saliva y empieza a repasar mentalmente el “parte de bajas”. Así, mientras los padres normales reciben a su pareja con un beso y un “¿cómo ha ido el día? ¿te has acordado de comprar el pan?”, el superpapi, sin percatarse de que el peinado de su mujer sigue impecable y sin mediar saludo alguno, le enumera cronológicamente cada una de las efemérides de la jornada: a qué hora ha hecho pipí (los niños de los superpapis no hacen pis, hacen pipí), cuánta merienda (en gramos) ha ingerido, los minutos y segundos que le ha durado el último berrinche y el número de veces que ha intentado que memorizase el nombre de todos los niños de su clase mientras el angelito se esmeraba en arrancarle las alas a una mariposa.
Ayer tuve la suerte de hablar con un superpapi. ¡Qué estrés llevaba encima el pobre! No paraba de hacerme preguntas (me imagino que aquellas que no se atreve a hacerle a su mujer). El caso es que al poco rato y con la naturalidad que caracteriza a los individuos de esta especie me preguntó ¿Tus hijas comen alimentos probióticos o liofilizados?. Tras unos eternos cinco segundos en los que, de manera heroica, contuve mi carcajada, no pude evitar contestarle con un sonoro ¡Tigre!
Pobrecillo, acto seguido cogió el móvil y llamó a su mujer para decirle que tenía serios indicios de que el tigre era apto para la dieta de los niños.

Imagen: Jordi Labanda

58 amigos lo mejoraron:

Abir dijo...

:D
Seguro que llegó a su supercasa, se lo contó a su supermujer y ambos están todavía preguntándose qué tipo de dieta para bebés es esa! ¿Será una nueva marca? jejejeje!!

Camilo dijo...

El programa que dices me parece que lo presentaba el Jordi Hurtado. Daban pena los consursantes. Por suerte yo no tuve que lidiar con esos superpapis. De hecho, es que a los papis casi ni se les veía el pelo y a los niños tampoco. Debe ser que pillé una época de pocos niños.
Pero me imagino al superpapi ese cuando los toboganes estaban a dos metros de alto y los perros y los niños y los fumadores todos se movían por el mismo sitio. Si ya lo pasábamos mal nosotros, él acabaría en la UVI. Je, je.

almena dijo...

jajajaaaa es genial
De verdad que sí.
:)

modes amestoy dijo...

cuando conozcas alguno, nos pasas la dirección, seguro que podemos preguntarle algo.
Que sigamos siendo padres a secas
Un abrazo

Gwynette dijo...

Casi, casi, has descrito del partido que son !."Amo a Lauuuraaa"

Saludets de carxofa

Miss Missing dijo...

¡Qué bueno! Pero lo mejor sería verlos a en una reunión de padres. ¿Te imaginas? Jeje

Un saludo.

mandarina azul dijo...

Si es que... de comer alimentos probióticos o liofilizados depende que los retoños de hoy sean o no en el mañana superpapis y supermegamamis.

Muy divertido, tanhäuser, y lo de "¡Tigre!", con tu permiso, me lo apropio también. De momento es lo que le voy a responder, dentro de unas horas, al despertador cuando suene. ;)

Gracias por tu enlace, ahora mismo hago yo lo propio.

¡Un beso!

El Churruán dijo...

Jejeje eso de "Tigre" tengo que apuntarlo como recurso.
Los hijos de los superpapis juegan al ajedrez nivel Maestro y se quedan calvos a los 23 años. Lástima de alimentos liofilizados.

Perséfone dijo...

Increíble que exista gente tan obsesiva!

Abrazos.

bajamar dijo...

jojojo...pobres, y pobres niños!!, podrán jugar con tierra??...:0

besos tigre, ggrr (jijiji)

Jesús dijo...

En un triste trigal comían trigo tres tristes tigres...un tigre, dos tigres, tres tigres.
Qué tendrán los pobres tigres para tener que soportar las imbecilidades humanas?
Me has hecho reir como muchas otras veces y eso siempre es bueno para el cuerpo y para el alma. Gracias amigo. En el día delñ padre,nn buen homenaje a los padres en general, el oficio más difícil del mundo seamos padres normales o sean superpadres.
Saludos

LE MOSQUITO dijo...

Definitivo el peinado de Calatrava de ella(me troncho)y el jersey rosa anudado al cuello de él(me re-troncho).
Mientras leía no he dejado de pensar: ¿Quiénes fueron los padres de supermegamami y supermegapapi?.
Conociendo a algunos, y sin pretender estadísticas, sé de muchos que fueron hijos de agricultores, albañiles, tenderos, o, símplemente, pobres de solemnidad. Siempre han pretendido alcanzar aquello que no tuvieron en la infancia, y huír de las burlas e insultos que sus compañeros, (con padres de empleo o bolsillo más afortunado o vistoso, socialmente), les inferían en el patio del colegio.
Entiendo que su vida está guiada por un sentimiento de venganza, y frustrada porque el sentimiento es insaciable. Quieren más, distinto, singular, caro, carísimo; para dar en las narices a unos compañeros de colegio de los que ya no saben nada; pero los imaginan abriendo la boca al paso de su buga lleno de caballos, y mientras se dirigen con sus hijos al asilo de ancianos en el que el abuelo o la abuela desespera con los ojos abiertos, expresivos, elocuentes, y sin fuerzas ni esperanzas para decir:
Hijo mío, hija mía ¿Tú crees que cuando de pequeño te recomendaba que estudiases para ser más que yo, lo hacía para que fueses más pobre... tonto?
Me alargué. Disculpas.

humeante café dijo...

Vine a verte cuando muy pocos habían "mejorado este post", pero el equipo en que estaba no me dejó, pero vale igual ahora ¿no? :)

Con esos modelitos de superwoman que nos presentan como posibles el 100% de las veces, nos hacen sentir culpables, pero como contrapartida pienso en lo falsas/os que se presienten.

Uno ama a sus niños y dentro de lo normal será tener que pegar un grito o un cachete de vez en cuando --que no trauma a nadie, ¿eh?--

Además hacen de la crianza tecnológica una hazaña que no se ha necesitado nunca en la historia de la humanidad y desincentivan a algunos candidatos a la paternidad con tanto acsesorio, cuando lo único necesario y que viene incluído en el pack de padres es quererlos y mucho sentido común.

Saludos a tus niñitas, Tan.

Yedra dijo...

Jojojojojo! que bueno Tanhäuser! conozco a un par de Superpapis/mamis y me producen escalofríos.

Uno de sus monstruos, con 5 años, se hizo un rasguño en la mano del que le salió un pelín de sangre. Fui a quitarle importancia a la herida y el muy monstruo me suelta: "Si ya se que no pasa nada, mi médula espinal produce suficientes glóbulos rojos"

He aquí el ejemplo de un futuro inadaptado. Me entró un terror por el cuerpo....

Dragonfly dijo...

Jajajajaja, muy bueno el relato, tal vez y me arriesgue a decirle a mi jefe ¡Tigre!, cuando salga con una de seus estupideces...

Saludos ;)

Aiguamel dijo...

Imposible, simplemente con ser humana me conformo. Me ha encantado

Tanhäuser dijo...

abir.
Seguro que sí, llegaron a su supercasa con su hipermegasofá de piel de 6000 euros en el cual no pueden hipermegasentarse porque se ensucia.
Un abrazo, amiga susurrante.

camilo.
¡Eso es! ¡Ese era el programa! No recordaba que lo presentaba Jordi Hurtado.
Qué suerte tuviste de no tener que lidiar con superpapis. Ahora proliferan bastante y son un pelín cargantes.
Saludos amigo mío.

almena.
Genial no, se dice superfashion que queda más "in".
Un abrazo.

modes amestoy.
Hola, qué tal. Ante todo bienvenido a la que a partir de ahora espero que consideres tu e-casa.
Preguntarles se les puede preguntar de todo, el problema es que no se entienden sus respuestas. Está todo tan medido, tan justificado, tan establecido que uno se pregunta dónde deja esta gente el sentido común.
Eso es, que sigamos siendo padres a secas. Seguro que metemos la pata muchas veces, pero cuando acertamos, qué bien nos sentimos y qué bien se sienten nuestros hijos.
Un abrazo.

gwynette.
Hay chiiiica, cooomo lo has sabido. Eres total, total, total. Supermega, oigs.
Pues sí, esta gente suele votar a partidos cuyas siglas acaban en P o en U (una pista, no votan a IU).
Petonets escarxofats.

miss missing.
De hecho "National Geographic" está preparando un monográfico sobre ellos. El problema es que tanta pijería provoca ardores de estómago considerables y no encuentran realizadores con sufiecientes agallas para aguantar las horas de rodaje.
Saludos, amiga y muchísimas gracias por tu visita. Siempre es un placer ver gente nueva por aquí.
Nos leemos, OK?

mandarina.
Ya ves. Yo hasta ahora sólo distinguía entre alimentos caducados y no caducados y ahora resulta que tengo que ver si están liofilizados o si son probióticos.
Por favor, puedes apropiarte de lo del Tigre. No sé si es efectivo con los despertadores pero con según quien sí lo es.
Besos, amiga.

el churruán.
Pues no sé si juegan a ajedrez. Suele pasar que a la larga son los más bestias porque no se les ha puesto límites y así les va a ellos y así nos va a los que nos topamos con ellos.
El tiempo dirá si es mejor ser superpapi o padre a secas, como dice modes amestoy. A la vista de lo que voy observando, sospecho que sé la respuesta.
Un abrazo, querido amigo.

Tanhäuser dijo...

perséfone.
Existen y son unos plastas de cuidado, lo que pasa es que son interesantes, desde el punto de vista zoológico.
Abrazos para ti.

bajamar.
¡Qué buena pregunta! Sí, juegan con tierra, pero atención, tierra que compran en jugueterías especializadas. No vale jugar con la tierra con la que juegan los hijos de padres comunes. Eso sí, pueden quitarle la pala a quien quieran y atizarle con ella al primer pobre incauto que se encuentren. Eso sí, su superpapi dirá, que "es que le encanta jugar a tenis".
Besos para ti.

jesús.
Así como existe el día del padre, que por cierto, ni me felicitaron y tampoco felicité al mío (¡dónde tengo la cabeza!), debería existir el día del superpapi o mejor, el Superdía del superpapi.
Saludos amigo.

le mosquito.
A mí lo que me llama la atención es cómo se comportan las parejas megafashion de superpapismamis. Si te fijas, sólo hablan de sus hijos o de lo mal que educamos los demás a los nuestros. No hablan de ellos mismos, no se miran a los ojos, no piensan en aquella mujer o en aquel hombre de los que estuvieron enamorados una vez. Todo gira alrededor del niño. Yo tengo la suerte de tener unos padres que se quieren mucho y que todavía se miran a los ojos. Creo que esa es la mejor lección que me dieron.
Es posible que tengas razón en lo que dices de las frustraciones de esas personas y de su intento de proyectarlas sobre sus hijos, sobreprotegiéndolos, programándolos, coaccionándolos,... Serán máquinas pero no serán felices.
Un gran abrazo, amigo mío.

humeante café.
Las madres "normales" son las madres de verdad. Cuando un niño ve que su madre se enfada a veces, sabrá valorar el momento en que jugará con él, en que sonreirá o en el que le mimará. Por el contrario, si la madre "luce" eternamente la misma sonrisa, pase lo que pase, ¿qué veremos de especial en ella?
Y tienes toda la razón del mundo cuando dices que lo que se necesita para ser madre o padre es amor y sentido común. Ni más ni menos.
Gracias por los saludos, querida amiga. Recíbelos tú también.

apesardemi dijo...

Jaajaa!! Los he conocido, criaban a sus hijos sin apartarse ni un ápice de las indicaciones y consejos del manual de instrucciones. Los niños jugaban por pura terapia, el placer, la aventura y el aprendizaje no contaban. Una pena.

Nunca he sido un superpapi y creo que mis dos hijos han crecido sanos, naturales, sin problemas y felices.

Un abrazo.

Tanhäuser dijo...

yedra.
Qué horror de criatura. Y seguro que los padres están supermegaorgullosos del angelito.
Yo también conozco unos cuantos de estos. Sospecho, de todas formas, que ese "supercomportamiento" con sus hijos es muy "de cara a la galería". Ya me gustaría saber qué pasa dentro de sus casas.
Al lado de donde vivo yo hay una ciudad, de la que no diré el nombre, donde la densidad se superpapis supera con creces a la media. Es vomitivo, te lo aseguro.
Un abrazo enorme, niña atómica.

dragonfly.
Ufff, ¿te arriesgarás? A ver si va a pensar mal y va a creer otra cosa. Mira que los jefes pertenecen también a una especie muy exótica.
Saludos, querida amiga.

aiguamel.
Sin duda alguna, es lo más sensato. Las personas normales se cabrean, ríen, lloran, sufren, se emocionan,... de eso se trata, al fin y al cabo.
Saludos y muchas gracias por tus palabras.

Max dijo...

jejeje... osea que los del jersei rosa al cuello son ELLOS. No he tenido el honor de interactuar pero les he visto (acompañados del perfecto tupé de la supermami). ¿Llamaste dondecorresponda para que registren esta nueva especie?
Muy bueno.

Umma1 dijo...

Jajajajajja...

Y lo peor es que producen hijos a su medida.

Sencillamente insoportables.
Lo contaste con mucho humor. Me encantó ;)

Saludos

Ofelia Lopez Pez dijo...

Hay mucho supergilipollas, con deficit de calcio...

No logro ser supermami, aunque lo intento y me mortifica dividir entre lo laboral, lo intimo y mi hijo....pero aprendemos juntos a encajarnos y querernos.

Entiendo que no es propiedad, sino deposito, y que espera de mi la cooperación necesaria para lograr ser.

De esa retahila de inventos, decidí prescinir justo despues de comprar el termometro laser, que da la temperatura sin rozar al niño..

Me recuerda el lector de código de barras del super...

Beso,
Ofelia, Mater in eterno dubio

Zebedeo dijo...

Si, si, al final son ese tipo de padres que dejan hacer a su niño lo que le salga de las narices (aparte de los mocos) por aquello de "no cortar su libre individualidad" ni "su forma de expresarse". Lo que no se dan cuenta es que los van a convertir en los próximos Atilas o lo que es peor, en yuppies sin escrúpulos.

Yo, lo siento, era de los leones. Tigres, tigres, leones, leones, todos quieren ser los campeooones :)

Mae Ferlo dijo...

ja ja. pues también le podías haber contestado.. y tú ¿cueces o enriqueces? ja ja. Desde luego que estamos apañaos. A una supermegamami o a un superpapi me gustaría ver a mi con la "burra" de mi sobrina, y mira que nadie le ha enseñado, pero es el instinto...¡Tigre!
Un saludo.
Magnífico blog.

Ontokita dijo...

qué humor el tuyo. vine a decirte que pronto he de colgarte entre mis faroles de esquina y me quede vagando por tu casa...muy buen signo

alida dijo...

Que buen relato jajaja me acordare de ti, jejeje cuando escuche la palabra tigre
Saludos!!!

javi brasil dijo...

Ayer, mientras esperaba el autobus a la salida del médico me acordé de tu post por que justo enfrente estaba aparcando su supercoche una supermami, tan moderna ella con sus superbotas (que aburrida es la moda, coño), y con su superhija tan superfashion como ella...Todo era muy super, hasta la superplaza para minusvalidos que ella uso tan super sin importarle nada.

Pais...

Pau dijo...

Quizá conozco más supermegamamis, que supermegapapis. Lo del peinado es básico. No puede estar ni un pelo fuera de lugar. Tan serenas ellas, tan guapas, tan bien maquilladas, tan a la moda y con su voz siempre en el tono exacto... La típica madre que sale en los anuncios de tv.

Me acordé de la ex mujer de un primo que aunque no sé si entra en la categoría de las supermegamamis, sí está entre las "supermegamamisobsesivasconlacomida". Uno de sus grandes logros ha sido que sus hijos detesten toda una lista de alimentos, encabezados por la carne: desde el huevo, hasta la harina, pasando por los chocolates (excepto los Ferrero Rocher, no sé por qué historia de sus ingredientes), la sanísima lechuga, el tomate, el azúcar, la sal y mil cosas más.

Mientras en Navidad todos los niños se hartaban de caramelos, ellos con cinco y cuatro años, sacaban su bolsita de tortitas integrales y se comían una y media, para no pecar de gula. Y su supermegamami orgullosísima.

Me enrrollé, jiji. Excelente post, chico!

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Creo que andan organizando un supersafari por la India para cazar media docena de tigres e incluirlos en la dieta próxima de sus vástagos.
Saludos

Maripuchi dijo...

Ostras, según iba leyendo, estaba poniendo caras!! Conozco dos o tres así!!!
Me ha encantado. Besos.

El Analista dijo...

Muy cierto, donde esta la parte en que los chiquitos se clavavan de cabeza en el cajon de arena, trepaban arboles y volvian con tierra hasta en el arbol genealogico, eso si, no se engripaban de ninguna manera, comian escarabajos para saber que gusto tenian y ni un dolor de panza, bueno, las cosas cambian,¿oara mejor?, asi no sobreviviran la siguiente guerra nuclear, jeje, exelente trabajo mi amigo

noxeus dijo...

¿Tus hijas comen alimentos probióticos o liofilizados?>

Yo le hubiera contestado:

Y que más da... El caso es que cagan "nocilla" y mean "Chanel nº5"

Juaaaa !!!

Dragonfly dijo...

jajajaj te imaginas que yo le grite tigre! y que de repente entre alguien a la oficina... Que pensará...

jajajaja, si algún día me arriesgo te lo cuento

besos ;)

petullia dijo...

Muy bueno el post, si señor. Creo que me pongo de lado de las antimegamamis, no podemos evitarlo!
Un beso y gracias por tu visita!

Azul caleidoscopio dijo...

No te imaginas como agradezco este texto. Cuando tuve mi bebe, mucha gente vino a darme ese tipo de consejos, y como uno anda tan vulnerable despues del parto, me llego a parecer que no estaba haciendo las cosas bien, que desconocia mucho. Poco despues me di cuenta que aun con teorias y practicas perfeccionistas, lo mas importante a veces les faltaba y era el ver a los ojos, cuidar integralmente, escuchar, hablarle, abrazar y arrullar a sus bebes. Y entonces, supe que mi maternidad iba por buen camino. Me maravilla tu forma amena y ligera de tratar cosas tan importantes. Te dejo un abrazo.

Itoitz dijo...

Cuando un hombre mata a un tigre lo llama deporte: cuando un tigre mata a un hombre es ferocidad....
me ha encantado tu post, me voy con una sonrisa a la cama.
Un abrazo.

yoymimismo dijo...

jajajajaja....me has hecho reir mucho....sos tigre!!!

Abrazo,

isaac

Trini dijo...

Yo, que hace una eternidad que crié a mis hijos, con marido, pero más sola que la una, cuando veo a estos superpapis, alguna que otra vez siento como un dejillo de envidia, para a continuación decirme a mi misma, chiquilla si tal como tu eres, te toca a ti un superpapi de estos te divorcias en dos días, o algo peor...

Un abrazo ¡Tigre! :):):):)

Darilea dijo...

Jajaja eres buenísimo haciendo tus relatos diarios.
Ays pobres papis que andan con los niños acuestas ajaj les daba yo solo dos días solito con los niños jaaj se iban acordar por una temporada por las megamamis ajja
Muack un besito.

Flores de Alquiler dijo...

Increible relato de la realidad!

Aquì en Buenos Aires los hay a montones...voy a utilizar tu tàctica.

Te dejo un beso!

Charles de Batz dijo...

Muy bueno Tan, me he reído un buen rato, sobre todo porque me recuerda a muchas personas con las que me cruzo a diario. Puedo atestiguar que lo del coche tres veces más ancho que el normal es rigurosamente cierto, lo tiene mi vecino y no veas las que paso para aparcar todos los días gracias a él.

Salud

MABANA dijo...

Excelente siempre el venira aqui!!
Buenerrimo e ingenioso, en verdad, el ser supermegamama, es algo que se trae, te lo diré yo!, te brota sin que lo quieras...y cuando pasa el tiempo te das cuenta que la regaste de cualquier forma en su educación...ellos acabarán haciendo lo que les de su regalada gana!!

Un beso grande amigo...
mabana antes mnkantavivir

MABANA dijo...

Ahh olvidé!! disfruta muuuucho pero muuucho tu finde!!

besitos

Ferípula dijo...

jaja!!! Tigre!


Mirá que cierre para es superpapi!
Los verdaderos superpapis...caminan al lado de sus hijos, y conocen sus secretos, porque estan cerca...
Sin almidones y con la camisa sucia de chocolate, babas...y helados.

Las mejillas de los verdaderos superpapis están plastificadas de azúcar y amor.
Y de las supermamis...también!

Buen fin de semana! León!

Tanhäuser dijo...

apesardemi.
Son horribles. Es justo lo que tú dices. Todo está programado, se hace exactamente lo que dice no sé qué psicopedagogo en un libro y se deja aparte lo que es la vida en sí, con sus improvisaciones,...
Abrazos, amigo mío.

max.
Pues habría que registrarlos como tú dices. Ya puestos habría que dar a conocer más subespecies que me vienen a la mente en este momento.
Un abrazo enorme.

umma1.
Suele pasar que además son niños muy maleducados, que no respetan a nada ni a nadie.
Gracias por tus amables palabras, querida amiga.
un gran abrazo.

ofelia.
Las supermegamamis que yo conozco no trabajan y si lo hacen no sé en qué, porque entiendo que dedicar cuatro horas al día a la peluquería, al gimnasio, a poner en orden su jardinero, chófer,... debe dejar poco tiempo para hacer algo productivo.
No sé si en Herederos de López S.A. tenéis alguna supermega de estas, pero sospecho, por lo que cuentas, que no.
Besos, Mater et amica.

zebedeo.
Es cierto. Los supernenes suelen ser bastante crueles con el resto de las personas, ignoran lo que es el respeto a los demás y sólo piensan en ellos mismos.
Qué casualidad, yo también era de los leones.
Saludos, amigo.

mae ferlo.
Pues quién sabe, a lo mejor te pido un día que traifgas a tu sobrina al parque donde voy a ver si mete en vereda a esos niños repelentes. Será interesante ver la reacción del superpapi en cuestión.
Saludos amiga y muchísimas gracias por tu visita.

TICTAC dijo...

!!!jajajajaja!!! que divertido!!

me recorde' de cosas, eventos y varias personas...incluso de mi.
Cuando, sin peinados a la Calatrava (jajajajaja), durante la etapa de panico escenico que es el primer embarazo..escondemos una potencial supermani con el primer hijo, mas por querer hacer las cosas bien, darles el mejor cuidado..pero apenas nace el 'super' toma otra connotacion, la de estar al lado de nuestros hijos como apoyo mientras crecen haciendo sus propias mediaciones entre sus aspiraciones y posibilidades reales..sin que dejen de soñar.

Los superpadres generan superhijos, todos estresados buscando fachadas perfectas que tapen vidas infelices y descolocadas...son los mas impreparados a sortear las dificultades de la vida...a menos que griten Tigreee!!! ;-)jajajajaja!!

Un fuerte abrazo Tanhäuser!!

aminuscula dijo...

Jajajajajaja, me has tenido riendo todo el rato, jajaja. Me encanta lo que encuentro cada vez que entro aquí.

Madre mía, qué estrés de vida!


Un beso

Tanhäuser dijo...

ontokita.
Será un honor para mí, querida amiga.
Besos

alida.
¡Tigre!
un abrazo, amiga.

javi.
Claaaaro, ah, ¿pero no lo sabías? Ellas pueden aparacar donde quieran, puden tirar la basura que quieran donde ellas quieran, pueden evadir los impuestos que quieran, etc.
A lo mejor es que ellas tienen algún tipo de minusvalía especial, no sé, les falta sentido común, son ególatras, ... Quién sabe.
Saludos, amigo mío.

pau.
Pobres criaturas. Tanta represión no puede ser buena. Supongo que todos los padres vigilamos la dieta de nuestros hijos pero, obviamente, hay una cosa que se llama sentido común. Llevar según qué mitos o costumbres al extremo, no puede ser bueno.
Muchísimas gracias por ese comentario tan divertido. Un grandísimo abrazo.

gregorio.
Pues que se anden con cuidado porque el tigre es una especie protegida y tengo entendido que se pirran por la carne de humanos que sólo comenn alimentos probióticos o liofilizados.
Saludos, amigo y muchas gracias por tu amable visita. Espero que vuelvas.

maripuchi.
Es lo malo que tienen, hay pocos pero están muy repartidos. De todas formas creo que hay lugares donde la concentración de estos elementos es bastante mayor. Yo me sé un par de ellas.
Besos.

Tanhäuser dijo...

el analista.
Eso creo yo. Creo que a veces tanta sobreprotección coacciona a los niños en el momento de explorar, investigar y aprender cosas por sí solos.
Un abrazo, amigo.

noxeus.
Imagínate si le digo eso. Lo de la Nocilla no sé pero lo del Channel nº5 lo hubiese puesto hasta nervioso y todo.
Saludos.

dragonfly.
Mientras no piense lo del salto...
Ahora, eso sí, por favor, arriésgate y lueo nos lo cuentas.
Será divertido.
Besos

petullia.
Las supermegamamis suelen generar anticuerpos en las personas normales. Lo malo es que a pesar de ello siguen considerándonos inferiores.
Gracias a ti por visitarme tú. Mis visitas a tu espacio no tienen ningún mérito porque siempre es un placer leerte.
Besos para ti.

azul.
Es que hay mucha supermegamami listilla y de estas todos las hemos padecido. Yo tuve alguna experiencia bastante dura cuando nació mi hija mayor por culpa de una de ellas que me era bastante próxima. Mi mujer sufrió mucho.
Al final, tal y como tú dices, lo que importa de verdad es la atención y el cariño que se les dedique. Sólo eso importa.
Un abrazo enorme para ti.

itoitz.
Es cierto, amigo.
Gracias por tu amable visita.
Un abrazo.

yoymimismo.
Me alegro que te hayas reído. Muchas gracias por tu visita y discúlpame por contestar tan tarde.
Un abrazo, amigo mío.

__MARÍA__ dijo...

Esto me recuerda a aquel chiste que decía: ...me acerqué a la chica y le pregunté: ¿estudias o trabajas?, ella me respondió: ¿eeeinhh?, entonces le dije: Que en qué trabajas?

¡Genial tu escrito!
Como la vida misma.
Un saludo

Tanhäuser dijo...

trini.
Es cierto que eso de criar hijos y marido a la vez debe ser duro. De todas formas yo me quedo con el padre normal de hoy en día. Ese que comparte con la madre las tareas de criar a los hijos, de educarlos, de quererlos, de jugar con ellos,... Te aseguro que hombres de este tipo existen y son más numerosos de lo que la gente cree.
Abrazos para ti, ¡¡tigresa!!

darilea.
¡Eso es verdad! Los superpapis que conozco van de enteradillos pero a la que le preguntas, "a tu hijo, ¿le ponen muchos deberes?" te contesta "Pasapalabra".
Un besazo para ti, querida amiga.

flores de alquiler.
En Buenos Aires, en París, en Madrid, en Los Ángeles,... son una plaga.
Ya me contarás qué pasa cuando utilices mi táctica.
¿Todo bien?
Besos

charles.
Lo de los coches de estos tipos debería estar prohibido. Ya no es el aparcar, es el conducir, el contaminar, etc.
Salud para ti, querido amigo. Veo que has regresado. Me daré una vuelta por tu blog a ver qué nos cuentas.

mabana.
En primer lugar déjame que te riña un poquito, porque no me avisaste de tu cambio de apodo. Hace tiempo que te ando buscando pero no había manera.
Lo de ser megamamá está bien. Lo malo es ser lo que yo llamo supermegamami. Estas son terribles porque su máxima preocupación en la vida es lo que dice el logopeda det turno o el último peinado que llevaba Penélope Cruz.
Besos enormes.

ferípula.
¡Claro que sí! Ser padre o madre es estar con los hijos, hacer cosas que les hagan notar nuestro amor, llenarlos de valores nobles y humanos. Lo demás no importa.
Gracias por tus buenos deseos... ¡leona!

tictac.
Supongo que a todos nos ha pasado lo mismo. Ante la incertidumbre del nacimiento de nuestro primer hijo (en mi caso hija), queremos ser los mejores padres del mundo y nos dejamos aconsejar, nos estresamos y nos creamos a nostros mismos falsos problemas. El tiempo, afortunadamente, y el sentido común ponen las cosas en su sitio y nos hacen ver que lo que realmente importa está escrito en el libro de la vida.
Un fortísimo abrazo para ti, querida amiga.

aminuscula.
Lo malo no es que se estresen, lo malo es que nos ponen de los nervios a los demás. ¡Vaya tíos!
Gracias por tu siempre esperada visita, querida amiga.
Besos.

_maría_
Jajajaja. Cuando yo estudiaba y salía alguna noche con amigos, recuerdo que uno de ellos "entraba" a las chicas diciéndoles "¿Estudias, trabajas o haces letras?" Pobre chaval, no tengo ni que decirte que no se comía ni un rosco.
Un abrazo para ti.

Barb dijo...

Perdón, perdón, perdón....mi disculpa es simple!, falta de tiempo para andar x aqui...

Y mira que como he extrañado entrar y principalmente a visitarte!

Explicote, mi decisión de cambio de nombre, es que como mi intención es borrar cualquie rastro de mnk, ya que tenia dos que tres bichillos que tu llamas trolls, que de verdad no me interesaba siguieran mis pasos x este mundo, mas bien uno en especial que es de mi ciudad y que la verdad no me interesa que x medio de mi blog supiera de miguelita...

Espero que con esta explicación logre tu perdón...ojalá!!

Ojala te vea por mi espacio...
un beso enorme, pero enormeee

MABANA dijo...

No entiendo, al subir mi comentario aparece con la otra dirección y no la que tengo...en fin
Sirva este como aclaración...hahaha

Que no soy MNK soy MABANA

Tanhäuser dijo...

Por favor, no tienes que disculparte. Al fin y al cabo, la culpa es mía por no haber sabido buscar.
Lo de los trolls veo que es una pandemia. Habrá que hacer algo al respecto.
No dudes que te visitaré. Sabes que para mí es un auténtico placer hacerlo.
Besos para ti, queridísima amiga.

Acus dijo...

Que sepas que la carcajada que te reprimiste a salido de mi boca.

Yo creo que en el fondo, los superpapis actúan como robotipapis, con sus rutinas programadas, y con algunos programas de serie y sin actualizar como el de "Llamar a Supermegamami cuando el niño se mueve 2.0" o el de "Aun no sé qué es un niño 4.2". Ese es el problema realmente.

Un abrazo enorme, amigo.

Carolina E. dijo...

No creo en los manuales o las fórmulas de vida, solo en la regla de oro, que dice "no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti". de ahí en fuera, nada. Y yo no quiero ser una sepermami, jaj.
Saludos! ;)

Tanhäuser dijo...

Acus
Jejeje. Yo creo que tienes razón, que están programados.
Un gran abrazo.

Carolina
Pero es que los superpapis o las supermamis no son normlaes, Carolina y por tanto no actúan como tú o como yo. Te lo aseguro.
Un abrazo

 

Sample text

Sample Text

Sample text

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...